martes, 2 de agosto de 2016

La Virgen de los Peligros de Triana.

Advocación que suena extraña pero que hoy vendría como anillo al dedo para esta sociedad cada vez más peligrosa. 

Esta advocación de la Virgen viene de Murcia, donde nació en el Convento de monjas franciscanas "Verónicas" y por estas parece ser que llegó a Sevilla.

Recoge esta advocación de la Virgen de los Peligros el grandísimo e incansable historiador José Bermejo y Carballo en sus "Glorias religiosas de Sevilla ", de la que siempre digo que es tela de citada pero muy poco leída por sabios capillitas. Imagen que perteneció a la Hermandad de la Tentación de Cristo en el Desierto y Nuestra Señora de los Peligros, fundándose en la Iglesia de la Candelaria de Triana y de la que pasaría a la del Espíritu Santo del mismo barrio.

Como curiosidad comentar, que está devoción paso a Madrid de Sevilla en el mismo siglo de su fundación.

El nombre de Esperanza Macarena.


La maravillosa, portentosa, única e irrepetible Virgen de la Esperanza asumió el nombre de su barrio de la Macarena desde 1653, que estaba en San Gil.

El nombre de Esperanza Macarena no le fue oficial a Virgen hasta el año de 1966  por el Breve Pontificio expedido por el Papa Pablo VI, que elevó el templo de la Hermandad a categoría de Basílica Menor. A partir de esta fecha es cuando a la Virgen de la Esperanza se le añade Macarena.

Foto El Arte de lo Efímero .