lunes, 12 de octubre de 2015

El Paso del Cristo de las Aguas.


Este monumental Paso se estrenó el 2 de Abril de 2007, y el dorado del mismo se encargo dicho año  terminándose en 2011, siendo el largo de este barco 511cm. y su ancho de 2,64m.

El Paso es de estilo barroco realizado en madera de cedro, y se compone de juego de candelabros con ocho puntos de luz cada uno, obra de Mariano Sánchez del Pino y la canastilla, crestería y respiraderos de Oscar Caballero.

Se representa en el Paso motivos vegetales y frutales, con querubines y ángeles atlantes en sus candelabros. Todo un retablo andante, que se puede ver por las calles de Sevilla todos los Lunes Santo.

El Paso de la Piedad del Baratillo.


Clásico Paso de Misterio y de estilo barroco, diseñado por Juan Pérez Calvo y tallado por Rafael Fernández del Toro. El canasto es de líneas sinuosas, con bombo y perfiles, estando iluminado por candelabros de guardabrisas y cartelas en las esquinas con los Cuatro Evangelistas.

 Los respiradero siguen el mismo diseño realizado en 1944, siendo los Ángeles de Luis Álvarez Duarte en 1986.

Destaca de este conjunto su llamador, el cual representa la figura de San José de rodillas ante el banco de carpintero con cartela y el Escudo de la Hermandad del Baratillo, diseñado por Manuel Ramos Corona en 1995 y fundido en los talleres de Manuel de los Ríos Navarro.

Paso de la Piedad del Baratillo.


Tan españoles.


Tan españoles como muchos son, se alegraron tela de cuando quitaron el Servicio Militar.

La Corona de la Virgen de la Caridad en su Soledad.


Bellísima corona luce la Virgen de la Caridad en su Soledad del Baratillo, obra realizada en plata sobredorada por el orfebre Manuel Román Seco en 1960 de 48 x 60 cm. con 16,5 cm. de diametro.

Un Aro labrado y empedrado sostiene el canasto con ornamentación vegetal, querubines, cartelas y pasajes marianos. Tiene ocho imperiales, siendo su ráfaga realizada a dos caras, la cual lleva en el frontal esmalte con la escena de Pentecostés y en el reverso el Escudo de la Hermandad esmaltado, más catorce rayos lisos y dieciséis estrellas, rematando dicha Corona la Cruz sobre la bola terraquea.

Virgen de la Caridad en su Soledad.