lunes, 27 de noviembre de 2017

Hay muchos pintores.


Hay muchos pintores, si. Pero buenos y artistas muy pocos. El modernismo o como quieran llamarlo para un servidor no es otra cosa que una mamarrachada y engañar a aquellos que van de correctos, cuando en sus casas no tienen un puto cuadro.