sábado, 4 de julio de 2015

El Patio del León del Alcázar de Sevilla.


Pasando la Puerta del León del Alcázar sevillano entramos al Patio de León, en donde según varios historiadores los Reyes, desde Fernando III, el Santo, hasta Pedro I el justiciero tenían un león encadenado. Y todo era para mostrar su grandeza, pues en vez de guardar la puerta un gato o un perro la hacían guardar por un león, signo de realeza. 

Hoy nuestras casas, cada vez más desprotegidas también deberíamos de  poner a un león que las guardara. Pero sin cadenas.