jueves, 11 de junio de 2015

La Puerta del Perdón de la Catedral de Sevilla.


La Puerta del Perdón es la que da acceso a uno de los patitos más bellos de España, el de los Naranjos, donde el visitante al entrar es como si se transportara a otra época. Tiene esta puerta un portentoso relieve con figuras, que representan la Expulsión de los mercaderes en el Templo, la Anunciación y dos grandes figuras de San Pedro y San Pablo, siendo todas atribuida al Maestre Miguel Florentín .

Las hojas de la puerta es obra almohade del siglo XII, de madera revestida de chapa de bronce y decorada con lacerías, atauriques e inscripciones cúficas con leyendas. Destacando de esta magistral puerta dos aldabones de bronce fundido y cincelados cuyos originales se encuentran en el Museo de la Catedral.

Puerta del Perdón.

La Virgen de la Estrella de la Catedral de sevilla.


La Virgen de la Estrella se encuentra en una de las Capillas de los Alabastro de la catedral sevillana en el lado del Evangelio, presidiendo esta un bello retablo barroco realizado por Jerónimo Franco en 1695.

Es la Virgen  una obra renacentista del siglo XVI y atribuida a Nicolás de León, encontrándose en los laterales del retablo las imágenes de San Joaquín y Santa Ana. Conjunto que está cerrado por una magnífica reja de 1568.

Virgen de la Estrella de la Catedral de Sevilla.

Yo no seré rey, pero lo serán mis descendientes.


Esta frase la dijo el duque de Montpensier y al final se salió con la suya. Pues el no fue rey, pero si su hija, la dulce Merceditas de Montpensier. Estuvo Casada con Alfonso XII, la cual paso por la historia como una débil mujer, enferma de tuberculosis que bordada en el pabellón del parque, hoy oficina de turismo, que por eso se llama <<el Costurero de la Reina>>. Merceditas murió a los 19 años, y fue llevada en carroza fúnebre escoltada por cuatro duques por las calles de Madrid.

El duque de Montpensier vivió en el Palacio de San Telmo,  formando el parque un bello conjunto con la estancia y que regaló  la infanta doña María Luisa a Sevilla. Dicen que el infante duque de Montpensier, quería que su esposa luciera tanto como la propia reina de España Isabel II, que era su cuñada, incluso se dice, que don Antonio conspiró para destronar a Isabel y ponerse el mismo en el trono, cosa que no conseguiría este Busca-Trono, pero si su hija.

 Todo un patán que participó en muchas Cofradías no por ayudarlas en sí, sino por hacerse más fuerte y poderoso en aquella Sevilla del XIX. Más falsoque un duro de chocolate.

La plaza de toros de la Real Maestranza.


Esta plaza de toros fue construida en el siglo XVIII por el arquitecto Vicente San Martín. Es un edificio de singular belleza y empaque, cuya edificación se terminó en 1880 por Juan Talavera Heredia. 

Tiene una reja la famosa Puerta del Príncipe, que es una verdadera joya del arte, la cual procede del convento de Regina Angelorum, de donde se trajo cuando se derribó dicho convento, siendo diseñada por el gran escultor Pedro Roldán y labrada por los maestros Francisco de las Chica y Pérez Muñoz en el siglo XVII.

El nombre de la plaza de la Maestranza le viene de que es propiedad de la Real Maestranza de Caballería, corporación nobiliaria integrada por gran parte de los más destacados miembros de la aristocracia de Sevilla. Plaza que es para muchos la más hermosa y la (Catedral del Toreo).