viernes, 20 de septiembre de 2019

La Presentación de Jesús al Templo del retablo mayor de la Catedral sevillana.



En el mágico, maravilloso y portentoso retablo mayor de la Catedral sevillana vemos en el casetón al principio de su segunda calle esta no menos portentosa escena de la Presentación de Jesús al Templo. Una auténtica joya digna de cualquier Museo.

La escena escultorica está compuesta de una mesa en el centro y sobre ella el rabino Simeón, que sujeta al Niño mientras que a su derecha vemos a la Virgen con las manos recogidas en el pecho y una doncella con una cesta de palomas con un cirio, por lo que se puede llamar también dicha escena la Purificación de la Virgen. Y a la izquierda a San José con la profetisa Ana, que lleva un rollo de pergamino alusivos a sus visiones. Conjunto realizado por el gran taller de Jorge y Alejo Fernández Alemán entre 1508 y 1526.

El retablo del Nacimiento de la Iglesia de San Alberto.

En la nave de la Epístola de la Iglesia de San Alberto de Sevilla nos encontramos con este interesante retablo del Nacimiento a tamaño natural, uno de los pocos que siguen en Sevilla. La Virgen y San José están arrodillados y son obras interesantes del siglo XVIII, siendo el niño de Olot, nada que ver con la imagen de María y San José.

Dicho retablo es del siglo XVIII, ocupando su centro la preciosa escena del Nacimiento. En el que vemos a los lados a San Joaquín y Ana, obra de buena factura del afamado imaginero Francisco de Ocampo del siglo XVII.


La Inmaculada de Pedro Duque Cornejo de la Iglesia del Santo Ángel.


Foto ABC.


Esta maravillosa Inmaculada Concepción se encuentra en la Iglesia conventual del Santo Ángel de Sevilla. Una imagen de una grandísima belleza y dulzura que está considerada como una de las mejores representaciones de la misma del siglo XVIII de Sevilla.

Dicha imagen está documentada en el año 1743, obra del gran imaginero Pedro Duque Cornejo en su plena madurez. Con una exquisita policromía en la que podemos apreciar sus soberbios gubiazos en sus paños, la que mide más y nada menos, que 1,95 m. con una no menos maravillosa peana con cabezas de querubines.

Esta Inmaculada de Cornejo, procede de la Capilla de los burgaleses del desaparecido convento sevillano Casa Grande de San Francisco. Decir que la Virgen, procesionó el 8 de Diciembre de 2008, con motivo del cuarto centenario del convento del Santo Ángel por la calles de su feligresía.

La Inmaculada de la Capilla de San Onofre.



Cuenta la Capilla de San Onofre con un bellísimo retablo mayor de finales del siglo XVII, obra del afamado Bernardo Simón de Pineda hacia  1678 y 1682, con  esculturas atribuidas a Pedro Roldán y en cuya parte central vemos a la Inmaculada, que  junto a sus lados y entre columnas salomónicas estan San Fernando y San Hermenegildo.

La imagen de la Inmaculada de 1,18m. es obra anónima del siglo XVIII. De escuela sevillana y la que sigue un digno estilo de las reprentaciones inmaculistas de Sevilla.