miércoles, 10 de abril de 2019

El Nazareno de Mairena del Alcor.



Nuestro Padre Jesús Nazareno de Mairena del Alcor es una imagen del siglo XVII de estilo barroco, la que sustituye a la anterior quemada en los lamentables sucesos de Julio de 1936. Esta imagen llegó a Mairena por gente de la Iglesia de San Francisco de Carmona en el año antes citado, del ya desaparecido Convento del Carmen y en muy mal estado.

Fue restaurada la imagen por Sebastián Santos Rojas, y es bendecida el 10 de Enero de 1937 y llevada en procesión desde la Iglesia de Santa María a la Ermita de San Sebastián.

El Nazareno es de autor anónimo, aunque nos resulta curioso todas las atribuciones que tiene. Antonio Sancho Corbacho y José Hernández Díaz lo atribuyen al círculo artístico de Pedro Roldán en el siglo XVII, y Antonio de la Banda y Vargas al círculo de Francisco de Ocampo, mientras que Eusebio Pérez Puerto lo atribuye al imaginero Gaspar del Águila, quien nació en Ávila y residió en Sevilla desde mediados del siglo XVI. Y por si fueran pocas las atribuciones al Nazareno, el investigador Fernando Quiles García lo atribuye al creador del Dios de Triana, que no es otro que El Cachorro, obra que realizó el utrerano Ruíz Gijón. Por atribuciones que no quede.

El Cristo del Perdón de la Iglesia de la Magdalena.

Foto Leyendas de Sevilla.

Podemos ver este interesante Crucificado en la Parroquia de la Magdalena de Sevilla, en el pasillo o callejón que va a la Sacristía, siendo conocido como Cristo del Callejón por donde esta ubicado.

La imagen mide 1,72 centímetros, y es del siglo XVI, de autor anónimo. Esta realizado en madera, y su estilo es renacentista con unas proporciones muy correctas. Como suelo repetir, no todo esta en las Cofradía, también hay muchas grandes imágenes como esta que están en el más absoluto destierro por muchos cofrades, como también amantes del arte.

El Cristo de la Buena Muerte de la Iglesia de San Andrés.


En el muro del Evangelio de la interesantísima Iglesia de San Andrés de Sevilla, podemos ver este no menos interesante Crucificado en un retablo neoclásico, con la advocación de la Buena Muerte.


La imagen de dicho Crucificado es anónima del siglo XVII. Una imagen que estuvo cedida varios años a la Hermandad de San Juan de Ávila, del Porvenir. A los lados del Cristo de la Buena Muerte se encuentran las imágenes de San Juan de Nepomuceno y el Beato Juan de Ávila. Por lo que dicho retablo es conocido como el retablo de los Santos Juanes.

La Virgen del Tránsito del Convento de las Mínimas de Triana.


Esta imagen de la Virgen del Tránsito es bastante desconocida en Sevilla por muchos. Pues las que más se conocen son las del Pozo Santo y la del Convento de Santa Rosalía, quedando esta bella imagen trianera casi en el olvido.

La Virgen trianera se encuentra acostada, con los ojos cerrados y las manos en actitud orante. Todos los 15 de Agosto se exponía a la veneración de los fieles, afirmando el gran historiador y amigo de un servidor ya fallecido Juan Martínez Alcalde, que antaño contó con triduo durante estas fechas, y que le hacían una pequeña procesión a puerta cerrada.

La Virgen del Tránsito de Córdoba.



Cuentan, que la Virgen del Tránsito fue donada por los Duques de Benamejí, los que estuvieron muy vinculado a dicha imagen. Es la imagen de vestir, realizada en madera tallada y tiene su cabellera natural.

No se sabe quien la pudo hacer. Pero algunos historiadores la atribuyen al siglo XVII y la identifican con el imaginero cordobés Alonso Gómez de Sandoval (Córdoba 1713-1801) guardando un gran parecido con otras imágenes del artista.

Presenta la imagen un bellísimo rostro ovalado de un gran realismo, con los ojos casi
cerrados, pestañas postizas, nariz recta y cejas delicadas. Destacando de la misma su boca entreabierta, hoyito en la barbilla y unas manos de extraordinaria delicadeza.

La Virgen del Tránsito del Convento de Santa Rosalía.



La preciosa imagen de la Dormición de la Virgen que vemos en la foto se encuentra en el Convento de Santa Rosalía de Sevilla, de religiosas Capuchinas en la sevillana calle Cardenal Sínola. Una imagen muy similar a la del Convento del Pozo Santo.

Es una imagen de vestir, anónima del siglo XVIII, con un carácter monjil que la hace especial. Se muestra en una cama ante el altar de la Virgen del Pilar y todos los 15 de Agosto es expuesta en Besamanos.

La Virgen del Tránsito del Pozo Santo.


La maravillosa Virgen del Tránsito o la Dormición de la Virgen se encuentra en la Iglesia Convential del Pozo Santo de Sevilla. Una fantástica imagen que por desgracia todavía y a día de hoy son muchos los que no la conocen.


Esta Virgen llegó al Convento por una donación realizada por Juan López, quien la entregó a las hermanas en 1754. No se sabe el autor de la imagen, pero por su enorme calidad y ser de finales del siglo XVII se atribuye al taller del maestro Pedro Roldán.


Tendida está la Virgen en un lecho dorado de estilo rocalla, la cual presenta los ojos semicerrados, la mirada perdida en el trance de la dormición plácida, nariz recta y fina, boca semicerrada y manos entrecruzadas en señal de oración. Es una imagen para vestir   con la cabeza suavemente inclinada a la derecha, y descansa en una bella urna de estilo rococó de mediados del siglo XVIII, que esta situada debajo del retablo de San Francisco. Toda una joya de imagen, y una de las más logradas de toda Andalucía.