lunes, 31 de julio de 2017

La Virgen del Carmen de la fachada de la Iglesia del Buen Suceso.


Esta maravillosa imagen de la Virgen del Carmen la podemos ver en la fachada de la Iglesia del Buen Suceso. Una imagen desconocida por muchos y de una grandísima calidad como podemos ver en la foto, la que lleva el Escapulario en su mano derecha y el Niño en la Izquierda.

La imagen está realizada en barro, de 1,50 m. aproximadamente, obra del imaginero sevillano Darío Fernández. Destaca de la misma, o al menos así nos lo parece su delicada, bella y portentosa cabeza, la que enamora a cualquiera nada más verla por su serenidad, dulzura y ese sublime giro hacia la izquierda.

Virgen del Carmen de la Iglesia del Buen Suceso del imaginero Darío Fernández.

El abrazo de San Joaquín y Santa de Alejo Fernández.

Esta fantástica pintura en tabla la podemos ver en la Sacristía de la Catedral de Sevilla, una de las grandes y desconocidas pinacotecas de España. La que guarda obras tan importantes como esta que representa El Abrazo de San Joaquín y Santa Ana como en aquella época, significando la Concepción Virginal de la Madre de Jesús, por lo que no está la Virgen, digo esto para que no la busquen o me digan que estoy equivocado.

Fue realizada esta delicada y magistral obra de arte por el pintor alemán Alejo Fernández en 1508, de la que destacamos la arquitectura y el paisaje de fondo. Otra de las pinturas por la que cualquier Museo del Mundo daría lo que fuera por tenerla, sin embargo aquí la tenemos y lamentablemente ni caso le hacemos  (no quiero decir con esto que todos pasemos de esta sublime obra). Pero son muchos los que pasan por desgracia.

La Virgen del Carmen de Rafael Barbero de la Iglesia del Buen Suceso.


Esta maravillosa imagen de la Virgen del Carmen se encuentra en la Iglesia del Buen Suceso de Sevilla, la que preside el impresionante retablo mayor, obra del imaginero granadino Rafael Barbero en 1947, de madera de cedro policromada al óleo. 

Dicha imagen sustituye a la anterior desaparecida en el asalto del templo el 11 de Mayo de 1931, la que estaba atribuida al famoso imaginero del siglo XVIII, Pedro Duque Cornejo y de la que se inspira Barbero pero sin perder su estilo.

Destaca de la Virgen del Carmen su portentosa cabeza, de una grandísima calidad y majestuosidad que Rafael Barbero supo imprimirle. Una imagen bastante enjoyada y que sostiene en su mano izquierda al Niño Jesús y en la derecha el Cetro, con la curiosidad de que el Niño es del imaginario Darío Fernández, el que sustituye al anterior no realizado por el artista granadino de escasa calidad artística.

La Niña de los Peines .

La Niña de los Peines de Julio Romero de Torres.


La cantaora Pastora María Pavón Cruz, conocida como la Niña de los Peines nació en Sevilla el 10 de Febrero de 1890 y falleció el 26 de Noviembre de 1969 en su tierra. La que está considerada como una de las voces más grande de la historia ( y entonces no había los programitas de hoy para triunfar ).

Era de familia gitana, su padre fue el cantaor flamenco Francisco Pavón Cruz, al que se le conocía como " El Paiti ", del Viso del Alcor y su madre Pastora de Arahal, siendo sus dos hermanos Tomás Pavón y Arturo Pavón también cantaores. Como vemos lo llevaba en la sangre.

 Con tan solo 8 años, la contrataron y realizó su primera actuación para la caseta de Feria de Sevilla sustituyendo a su hermano mayor. A esta grandísima artista se le conoció como la Niña de los Peines por sus tangos que interpretaba bastante y que dicen: Peinate tú con mis peines, que son de azúcar, quien con mis peines se peina, hasta los dedos se chupan.
Peinate tú con mis peines, mis peines son de canela, la gachí que se peina con mis peines, canela lleva de veras.

Como gran artista que fue, viajo por toda España y compartió escenario con los mejores artistas de su época, como por ejemplo, Manolo Caracol, Antonio Chacón, Pepe Marchena o Ramón Montoya entre otros. También hay que decir de esta gran artista, que fue amiga de grandes personalidades como de García Lorca, quien la citó poéticamente en sus escritos, de Manuel de Falla o el gran pintor cordobés Julio Romero de Torres, quién la pinto. Y antes de terminar diremos lo que dijo la artista en 1934 sobre el cante: <<No me puedo quejar del público, pero veo que el cante va por mal camino. A la gente ahora le gusta más el cante malo>>.¿Que diría hoy?.



Editar

Azulejo de San Antonio de Padua en la calle San Vicente.


Este bellísimo azulejo de San Antonio de Padua se encuentra en la fachada del Convento de San Antonio de Padua en la sevillana calle de San Vicente, el que lleva si se fijan bien un responsorio.

Pintó el azulejo Enrique Orce Mármol en 1948, realizándose en la Fábrica de la Viuda de Tova Villalva. Vemos al Santo con un libro tal como se mostraba antiguamente y al Niño Jesús. Otro azulejo más de la grandísima colección que Sevilla tiene en sus calles.