lunes, 28 de noviembre de 2016

La Hermandad de la Estrella. ¿En la Capilla de Nuestra Señora del Rosario de la calle Dos de Mayo?.


La Hermandad de la Estrella. ¿En la Capilla de Nuestra Señora del Rosario de la calle Dos de Mayo?.

Se que suena extraño. Pero como veremos todo quedó en nada y nunca mejor dicho, gracias a Dios.

La Hermandad de la Estrella como sabemos no se fundó en San Jacinto, por lo que dicha corporación no poseía altares en propiedad ni tenía local para guardar sus enseres. Aparte las disputas que se producían entre las hermandades existente en San Jacinto como con la del Cristo de las Aguas, hizo que la Estrella  cambiara su día de salida del Domingo de Ramos de 1902 al Miércoles Santo, para no coincidir con la primera como le sucedió el año anterior, que coincidieron por la lluvia en la entrada del templo, todo un caos igual que si hoy sucediera. Tampoco es para alarmarse.

Despues de las disputas que la Hermandad de la Estrella vivió en San Jacinto, no se sentía para nada cómoda. Por esto el 11 de Abril de 1902, solicita un escrito de su traslado a la Capilla de Nuestra Señora del Rosario de la calle Dos de Mayo, el que con mucha suerte el 21 de Abril del mismo año el escrito le vino denegado, y que decía que no estaba de acuerdo con todo lo que se exponía. Pues el  disgusto entre los vecinos del barrio de Triana sería grande al no ver a sus benditas imágenes que en él tuvieron su origen.

Aquí si que fue sabio y bueno el Arzobispado que denegó que la Estrella, la que ilumina a Triana saliera de su bendito barrio y todos los Trianeros pudieran seguir disfrutando de tan grandísima Hermandad.

         

El paso del Cristo de las Cinco Llagas con la Virgen de la Trinidad.


Como podemos apreciar en esta foto, de hacia 1916, la maravillosa Virgen de la Esperanza de la Trinidad va acompañando al Cristo de las Cinco Llagas en su Calvario. Pues no siempre fue bajo palio la Virgen, hasta 1924 que la Hermandad decidió sacar un paso de palio, por lo que modificaron a una de las Marías pasando a sustituir a la Esperanza, hasta que en 1959 entro en el misterio la Virgen de la Concepción.

Si nos fijamos bien en la foto, el Cristo es el antiguo de la Hermandad, obra anónima que estuvo con dicha corporación hasta 1980, y sin aparecer todavía la imagen de Nicodemo. Todo un gran acierto por parte de la Hermandad en hacerle el palio a la grandísima Dolorosa.

Salida Extraordinaria de la Hermandad de la Trinidad en 1818.


Lo de las salidas extraordinarias no es de hoy como muchos creen. Pues ya en 1818, la Hermandad de la Trinidad organizó una cuando se encontraba en Santa Lucía por estar el Convento Trinitario inhabilitado por la Invasión Francesa.

Volvió la Hermandad a su antiguo templo del Convento de la Trinidad acompañada de las Hermandades del Prendimiento, de la Rosa, Sacramental de Santa Lucía, Hiniesta, Sacramental de San Julián, Esperanza de San Gil y las Comunidades de Trinitarios Calzados y Capuchinos. Hoy la Iglesia de Santa Lucía no existe, solo su portada que fue trasladada y salvada a la Iglesia de Santa Catalina.

La última salida procesional del Santo Crucifijo de San Agustín.


Fue el 14 de marzo de 1926, cuando Sevilla pudo ver por última vez por sus calles al Santo Crucifijo de San Agustín, una imagen que en tiempos pasados tuvo igual o más devoción que hasta el Gran Poder, el Señor de Sevilla.

El Cristo de San Agustín se perdió junto con todos los enseres que la Parroquia de San Roque tenía en el incendio provocado en la tarde del 18 de Julio de 1936. Es el médico Agustín Sánchez Cid, quién realizaría  en 1950 una réplica exacta y que desde 1990 es cotitular de la queridisima Hermandad Sacramental de San Roque.

Cristo de San Agustín.