domingo, 3 de julio de 2016

Lamentable.


Es lamentable la incultura de muchos, se canchondean hasta de su propia religión por no entender un Carajo.

No hay mejor mujer.


No hay mejor mujer, que la que trata a un pobre como a un príncipe.

Prisciliano.


Sin animo de ofender ni nada por estilo que usted que es anormal y entra hasta en el infierno haciéndolo todo polémica, pregunto : ¿Esta enterrado Santiago y no Prisciliano en Santiago de Compostela?

No me pierdo.

No confundan: No me pierdo por la boca, me pierdo por la verdad y no por lo que usted no se atreve a decir.

Presidente.

En Sevilla es más importante la elección de un nuevo presidente del Consejo o de un Hermano Mayor que el de nuestra Nación. Así nos va.

Pensamientos.


Los pensamientos y la verdad de uno deben de salir del corazón, no del culo, porque entonces apestan a la mierda que uno es.

Misas.


Misas por aburrimiento, confesiones por quedar bien no sé ante quien cuando el que es un hijo de puta muere hijo de la gran puta. De nada sirve todo este circo, sólo para quedar bien ante muchos Judas y Demonios que día a día nos putean un poco más.

El Toro.

En un país de tantos Cabrones no me extraña nada que el Toro sea todo un símbolo, claro con la diferencia que es un bello animal y nosotros o muchos para no meter en el saco a todos unos cornudos, que nada tiene que ver.

No avanzamos.


No avanzamos ni con Levante.

País de mierda.


En un país de mierda, todo huele a la misma mierda.

Una mentira.

Vivimos en una mentira, una mentira llamada política, la cual funciona al antojo de los que en ella van entrando.