miércoles, 6 de diciembre de 2017

Problemas.


Entre que me han traído una cerveza cochambrosa que no es de la Cruz... y el lío que tengo con la Madrugá de Sevilla no puedo más. Al final me harán dimitir con tantos problemas.

La Cieguecita en la procesión de 1917.


En esta maravillosa fotografía vemos a la no menos maravillosa e insuperable imagen de la Inmaculada de la Catedral de Sevilla, más conocida como la Cieguecita del gran Montañés.

La Virgen salió en la procesión del 8 de Diciembre de 1917, por la celebración del Tercer Centenario del Voto Concepcionista. Entró la Virgen de Montañés por el Patio de los Naranjos para inaugurar la nueva puerta llamada de la Concepción. Una estampa con sabor a añejo e histórica.

En un buen sitio.


En un buen sitio con un ambiente agradable y que no tengan Cruz...es como  echar un polvo a veinte grados bajo cero.

Hemos pasado.


Hemos pasado de estar en bolas por nuestra casa a estar con dos o tres batones. Prefiero estar en bolas.

A mí no me gusta.


A mí no me gusta molestar pero hijo a ver si puede hacerme el favor...Así son muchos, pero no les gusta molestar.

El Cristo del Buen Fin por la calle San Vicente.


Preciosa fotografía del Cristo del Buen Fin en su antiguo misterio por la calle San Vicente para entrar en la calle Alfonso XII, donde una vez más podemos ver las pocas gente comparadas con las que hoy nos encontramos.