sábado, 13 de febrero de 2016

Un día como


Un día como hoy 14 de Febrero de 1999, se trasladan las Imágenes Titulares de la Hermandad de los Gitanos desde la Iglesia de Santa Catalina a su nueva sede en la Iglesia del antiguo convento del Valle.


San Comercial.


Y dentro de poco será el día de San Comercial, perdón, San Valentín, ese que no es primo de Tintín y mañana muchos nos darán la tabarra mostrándonos su amor hasta hartarnos. San Comercial, lo siento, este es el nombre que a mi me gusta.

La aurora.


La aurora, tan cantada y escrita también tiene sus más y sus menos para aquellos superticiosos. Pues en las primeras horas del día se suelen ejecutar a los reos de pena de muerte, es la hora en que vampiros, fantasmas y almas en pena se ven obligados a volver a sus escondites para guarecerse de los rayos destructores para ellos del Sol (quitando por supuesto a nuestros políticos, que para nada temen a nada de nada ni nada lo destruyen).

 Por esto, se aconseja y dicen que si nos encontramos un día fuera de nuestra casa al amanecer, que siempre intentemos estar lejos de un cementerio, por las almas en pena, ya saben, tengan cuidado y respeten  algunas de estas leyendas o como quieran llamarle. Nunca se sabe.

Un poco de historia sobre la Hermandad de la Vera Cruz.


La antiquísima Hermandad de la Vera Cruz es refundada en 1942 en la Iglesia de San Alberto, heredera de la primitiva que fueron redactadas sus primeras Reglas en 1448, en la que contaba dotar a doncellas, librar cautivos y dar limosnas a los necesitados (esas que no damos muchas veces y vamos de bueno).

En 1538, admitieron a hermanas cofrades (para que se den cuenta que lo de las mujeres no es nada nuevo), distinguiendo entre sus cofrades de luz  y de sangre flagelantes. Hermandad que por su gran vinculación con la orden franciscana se incorporó a la misma en 1543.

La Hermandad tubo desde antiguo muchísima fama y prestigio, lo que hizo que en ella ingresaran personas de la nobleza, encontrándose entre ellas el poderoso Felipe II como hermano, concediéndole el título de Real, y otros personajes como Murillo, Tomás de Mañara, padre de Miguel de Mañara y el gran poeta Rodrigo Caro. Esta Hermandad ha tenido varias sedes como la Casa Grande de San Francisco, actual Plaza Nueva donde contó con una capilla propia con un gran patrimonio de cuadros de Pacheco, Murillo y Herrera el viejo y otras muchas obras, que tras la ocupación francesa en 1810 vio como el convento sirvió para alojamiento de las tropas invasoras, derribándose en 1846 por el general Espartero para abrir una plaza pública.

 Es por el año de 1846-1847  cuando la Hermandad se traslada a San Alberto y de allí a la Iglesia conventual de las monjas dominicas de Pasión de la calle Sierpes hasta la Revolución de 1868, que se trasladó otra vez a San Alberto y decayó, siendo en su nuevo resurgir cuando fijan su sede en la Iglesia del antiguo convento de monjas agustinas del Dulce Nombre de Jesús, donde actualmente siguen.

El imponente Crucificado es la única imagen que conserva la Hermandad de la Vera Cruz desde su fundación, siendo la Virgen del imaginero Antonio Illanes, la cual se advoco de los Dolores y al año siguiente con la advocación de la Virgen de las Tristezas, procesionando bajo palio en 1957. Y antes de terminar  recordar, que esta Hermandad lleva dos Lignun Crucis: uno en la Cruz de Guía y otro en un ostensorio que porta un Nazareno. Una Hermandad, que todos los Lunes Santo da muestras a Sevilla de su gran Penitencia.

Hermandad de la Vera Cruz.




Cuanto más imbéciles.


Y dijo el bohemio: Cuanto más imbéciles más le aplauden.

La araña.


La araña o arañita, depende cual sea la que vemos, según la creencia dice que depende  la hora nos puedes traer mal augurio.

Por ejemplo: si usted la vez al atardecer o por la noche del carajo, tendrá suerte, pero si la ve por la mañana todo lo contrario, más bien desgracia (un estilo a nuestros vomitivos políticos, que estos a cualquier hora que lo vean le traerán la desgracia).