miércoles, 1 de marzo de 2017

Imaginero Darío Fernández .


Hay imagineros que en su gubia ha entrado algún espíritu de un gran maestro del barroco. 

Hay imagineros que nos dejan sin habla al ver sus obras, que son los menos. 

Hay imagineros que van por otras lindes y no por las que estamos acostumbrados a ver. Hay imagineros que tallan sólo con la verdad de lo que sienten desde su corazón, su alma y todo su ser, por ejemplo Darío Fernández, el que bajo mi humilde opinión lo considero el Juan de Mesa del siglo XXI.

Nuestro Padre Jesús del Silencio de Martos. Obra del Escultor-Imaginero Darío Fernández.



Miércoles de Ceniza.


Marcia y la liberación de esclavos cristianos.


Fue Marcia una niña abandonada a la que recogió el presbítero Jacinto en la calle, pasando de servir como esclava en la casa de Cómodo a la cama de este, no piensen mal.

Al ser Marcia cristiana, como es normal quiso favorecer y proteger a los cristianos que estaban como esclavos. Un día Marcia se reunió con el Papa Víctor I, al que le pidió que le hiciese una lista con los cristianos de Roma condenado en los terribles trabajo de las minas de Cerdeña. 

Cuando consiguió la lista en la mano, Marcia fue a entregársela a Cómodo después de echarle un buen polvo en la cama, consiguiendo el perdón de los cristianos gracias ese polvo que dejo a Cómodo en las nubes. Si todos los polvos fueran iguales...

Ganar.

La Centuria que tuvo las Cigarreras.


Tuvo la Hermandad de la Columna y Azotes de Sevilla una Centuria Romana entre 1876 y 1879, siendo a principios de Marzo de 1876 en Cabildo General de hermanos cofrades cuando don José Arce propone a la corporación la creación de una Centuria para acompañamiento de la Cofradía en el día de su salida procesional. 

La propuesta  fue aceptada por todos los hermanos y decidieron nombrar capitán perpetuo por cuatro años al mismo José Arce.

Obligaba la Corporación como es normal, que todos los miembros de la Centuria debían de ser hermano de la misma. Esta Centuria estaba compuesta de unos 80 miembros, no pasando de los 100, la que llevaba un cuerpo de soldados, los litores, cornetas y músicos, no teniendo que pertenecer si no querían los músicos como hermano.

 Y en 1879,  como no es de extrañar en nuestras Cofradías se produce el primer enfrentamiento entre la Centuria y la Hermandad, por incumplimiento por parte de la primera, y todo porque José Arce, el Capitán dijo a la Hermandad del Patrocinio que iban a salir con esta el Viernes Santo sin haberlo consultado antes a la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Columna y Azotes, incumpliendo uno de sus artículos, (cosa que hoy también sigue pasando).

También en 1881 tuvo la Centuria otro enfrentamiento con la Hermandad.Pues no consultaron a la Junta de Gobierno para salir con la Hermandad de la Trinidad, lo que provocaría en un Cabildo de 1882,  que el Capitán José Arce dimitiera de su cargo de Capitan.  Por esto fue destituida dicha Centuria y desde 1882 desaparece en la Hermandad. Como ven, una corta vida vivió con más problemas que alegrías. Que difícil es que todo vaya bien en nuestras queridísimas Cofradía, de las que muchos se creen que antes todo era perfecto.

Felicidades.


Felicidades ¿ de qué ?