domingo, 30 de agosto de 2015

La Inmaculada atribuida a Ignacio de Ries del Museo de Bellas Artes de Sevilla.


Hermoso cuadro  que mide 203 centímetros de alto por 158,50 centímetros de ancho, obra atribuida al pintor sevillano Ignacio de Ríes en el siglo XVII, que antes estuvo catalogada al pintor Llanos Valdés.

En este cuadro de la Inmaculada atribuido a Ignacio de Ríes todavía se puede apreciar algunas pinceladas zurbaranescas. Destacando de la composición la aureola de querubines junto a la Inmaculada que portan atributos marianos, un bello cuadro que combina en su lienzo el conocimiento de otros artistas. 

Y hablando de este cuadro de la Inmaculada, me viene a la memoria todos los que he podido ver en casas particulares, algunos digno de cualquier Museo, otros no tanto, pero créanme, hay verdaderas joyas escondidas que si todas se juntasen se podría hacer un Museo.

Inmaculada atribuida a Ignacio de Ríes en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Tu mirada.


Por más que te miro, sigo viendo Tu mirada en la de muchas buenas personas, una mirada humilde y llena de sufrimiento, una mirada perdida por culpa de los de siempre, esos que pisotean a cualquiera para seguir estando en el poder. Y por más que te miro, sigo viendo Tu mirada humilde y llena de sufrimiento por tan injusta Sentencia, igual que en la de muchas buenas personas.

Foto de P.Gitana.

La Virgen de la Estrella del Convento de Santa Ana de Sevilla.


Esta preciosa y dulce imagen de la Virgen de la Estrella se encuentra en el Convento de Santa Ana en Sevilla. Una maravillosa talla policromada de tamaño académico bastante conseguida, imagen fechada hacia  1600 y la cual está atribuida al círculo de Montañés  y Juan de Mesa por el parecido con algunas de las imágenes de estos dos artistas.

Aunque también dicha imagen ha sido atribuida a Juan de Oviedo, encontrándose en un  retablo flanqueada por Santa Teresa de Jesús y Santa María Magdalena de Pazzis. De imágenes de la calidad de ésta toda Sevilla está llena, siendo una gran mayoría de ellas grandes desconocidas por desgracia.

Virgen de la Estrella.

Una curiosa representación de la Virgen.


Es curiosa esta escena la cual se encuentra en el retablo mayor de la Catedral sevillana, una escena en la que no vemos a la Virgen para nada. Pero que era la forma de los antiguos en representar a la Inmaculada cuando no se había terminado de perfilar su iconografía. Representación en la que vemos a San Joaquín y Santa Ana abrazándose ante la Puerta Dorada de Jerusalén, siendo un ángel el que une sus rostros (momento que según los apócrifos, fue concebida Nuestra Señora).

La escena de San Joaquín y Santa Ana se puede ver en el primer casetón en la primera calle del majestuoso retablo mayor, escena que es un relieve el cual representa como hemos dicho a San Joaquín y Santa Ana con un ángel que los une. También se pueden ver a dos doncellas, un pastor con capucha (no con capirote de penitente), cordero y un perro con un ave posada en un árbol.

 Obra magistral del taller de los hermanos Jorge y Alejo Fernández Alemán hacia 1520, toda una joya como todo el retablo al completo.

El abrazo de San Joaquín y Santa Ana ante la Puerta Dorada de Jerusalén.

¿Habéis visto a San Lorenzo?


Esta calor no es normar, para nada, ni siquiera para estar en la playa. Yo creo que San Lorenzo se debe de estar dando un paseo por estas tierras ¿habéis visto a San Lorenzo?.