jueves, 2 de junio de 2016

Caminaba.


Caminaba con la cabeza hacia abajo y no porque tuviera nada que esconder ni de avergonzarse. 

Caminaba con la cabeza hacia abajo para no tener que ver la realidad de una sociedad a la que ayudó bastante y cuando la necesito desapareció como por arte de magia, una sociedad putrefacta y satánica que muchas veces es mejor no mirarla, porque aunque la mires y te enfrentes a ella, cuando te cierran las puertas no hay manera de abrirlas. Por esto se quedó con la única puerta abierta, la de la vida, la de la naturaleza y los animales, que últimamente de mostraron más humanidad hasta que el propio ser humano.

Pío.


En la vida hay que hacer ruido, como aquel majara que con su moto en las curvas decía pío pío pío y le preguntaron el porque lo hacía, contestando; pues para no irme como aquel sin decir ni pío. Buenas noches y digan pío, por si acaso.

Analfabetos.


Analfabetos.

Los analfabetos de hoy son más que los de antes, pero mucho más. Los de antes prácticamente no tenían acceso a nada y sobre todo a la cultura, sin embargo los nuevos y muy prepotentes analfabetos de esta era hasta presumen de no haber leído un puto libro en su vida, algo que a los del poder le conviene para manejarlos a su antojo, con el problema de que encima lo colocan en cualquier institución y no hacen un CARAJO.

Esta es la triste realidad que vivimos en el día a día con los nuevo analfabetos, esos que hasta le presumen de ser como son y encima le dan puestos de trabajo como en Ayuntamientos donde el desayuno no son 15 minutos sino 45 o 5 horas. Pero no pasa nada, para esto si hay dinero, claro que hay hombre si lo pagamos nosotros con impuestos suicidas, descomunales y bárbaros, no van a presumir de ser analfabetos.

Si Cristo.


Y dijo el bohemio: Si Cristo volviera otra vez lo volverían a Crucificar, y una gran mayoría serían los que hoy lo sacan en Procesión.

Ladrones.


Ladrones y más ladrones, que buena carrera la de estos. Todo un ejemplo para la juventud, que se parten en dos estudiando para nada de nada. Votaré, si, pero la pelota o a la Cruz Campo al CARAJO...