martes, 6 de octubre de 2015

Los Hércules.


Así son conocidas las columnas procedentes de un templo romano de la (actual calle Mármoles), las cuales se encuentran en la famosa cervecera y muy porrista Alameda de Hércules.

 Las columnas se colocaron sobre dos pedestales y encima de estas se pusieron las estatuas de Hércules, fundador de Sevilla y Julio César,  que la amuralló, siendo esculpidas por el conocido Diego de Pesquera. Como curiosidad comentar, que el rostro de Hércules es el de Carlos I de España y V de Alemania, y el de Julio César el de Felipe II, hijo de Carlos I de España.

Columnas de la Alameda de Hércules.

Las Murallas de la Macarena.


Estás bellísima y muy dejadas murallas llegaron casi intacta al siglo XIX. Pero lamentablemente a raíz de la Revolución de 1868, se decidió derribar gran parte de las mismas, quedando solamente los tramos de la Macarena, donde conserva siete torreones cuadrados y uno octogonal hasta la puerta de Córdoba, otro tramo en los Jardines del Valle con cinco torreones y el conocido junto al Alcázar con cuatro torreones.

Por el famoso Arco o Puerta de la Macarena comienza el tramo de muralla que todavía se conserva gracias a Dios. Puerta por la que entraron reyes y reinas como:los Reyes Católicos, Carlos I de España, Isabel de Portugal y Felipe IV. Pero de  las reinas más Reina que ha pasado y sigue pasando todas las Madrugá del Viernes Santo es la Macarena, la Reina de Sevilla.

Murallas de la Macarena.

Creemos.


Creemos en tantas cosas, que nos perdemos en las que verdaderamente deberíamos de creer.