lunes, 7 de septiembre de 2015

El relieve de la Inmaculada del sepulcro del Cardenal Spínola.


Podemos ver un interesante relieve marmóreo ocupando el fondo del sepulcro del Beato Spínola en la Capilla de los Dolores de la Catedral de Sevilla, encontrándose este relieve de la Inmaculada para recordar que el Santo Prelado fue quien fundó las Esclavas Concepcionistas.

El  conjunto es obra del escultor Joaquín Bilbao y Martínez en 1913, terminándolo seis años después de la muerte del Cardenal Mendigo, cómo fue conocido en Sevilla por ir pidiendo limosnas para los pobres. Ya quisieran más de uno hoy llegar a la mitad de este buen hombre, el cual se preocupó por cosas de verdad y no por tonterías o intereses propios como muchos.

Relieve de la Inmaculada de Joaquín Bilbao.

La Inmaculada del retablo mayor de la Iglesia de San Andrés.


Esta preciosa y dulce Inmaculada se encuentra presidiendo el retablo mayor de la iglesia de San Andrés de Sevilla, imagen de 1,72 m., la cual ha sido atribuida a varios artistas sin dar en uno concreto. La atribución de la imagen ha sido al genial Alonso Cano, Martínez Montañez y a Jerónimo Hernández, creyéndose que es de este último por el desaparecido retablo mayor que ejecutó para la Iglesia de San Andrés.

Yo particularmente y desde mi humilde opinión, opino que es más por sus rasgos de Martínez Montañés o algún discípulos del taller del Maestro. Pero sea de quien sea, no deja de ser una gran obra de arte.

Foto de El Costal.

La Huida a Egipto del retablo mayor de la Catedral.


Se encuentra en el casetón  del lado izquierdo del retablo mayor de la Catedral sevillana esta bellísima e indescriptible escena de la Huida a Egipto, toda una maravilla por su elegancia y su buen hacer. Una obra,  que como todas las del colosal retablo mayor son dignas de ser estudiadas y admiradas por su gran valía.

Esta Huida a Egipto la comenzó el grandísimo y conocido imaginero Roque Balduque, del que podemos ver en Sevilla grandes obras como la Virgen del Amparo de la Parroquia de la Magdalena, quien fue conocido como "el imaginario de la Virgen".

De Roque Balduque es el San José, una imagen esbelta y elegante, donde demuestra su mejor hacer en el arte del manierismo en la imaginería,  siendo la Virgen sobre el borriquillo y el Niño en su regazo del también muy conocido Juan Bautista Vázquez en 1563, quien terminó la obra por sorprenderle la muerte a Roque Balduque. Otra joya más, de las tantas y por desgracia muy poco conocida de la Catedral sevillana.

Huida a Egipto del retablo mayor de la Catedral de Sevilla.

La Academia.


Fue en el año 387 a.C. cuando Platón regreso a Atenas para fundar allí una institución diferente y revolucionaria para la época, la Academia. Una especie de santuario dedicado a las musas y de escuela para jóvenes aspirantes a político.

Con el nombre de Academia se conocía por estar situada en un paraje bastante  insalubre en el cual era propiedad de los herederos de un héroe ateniense llamado Academos, la cual fue desde ese instante el centro de Platón, pudiéndose considerar la primera Universidad del Mundo.

Hoy, si el amigo o enemigo para muchos Platón levantara la cabeza se caería de espalda al ver la de tantos ("Académicos entre comillas los cuales parecen haber salido hasta debajo de las piedras"). Buenas tardes y disfruten de una Semana más.

Óleo de la Academia realizado por el pintor Rafael en 1509.