martes, 7 de julio de 2015

Del Jamón al Turrón.


Tal como está la cosa de chunga, aunque algunos y algunas digan que no , yo le digo a usted que si, que está chunga, chunga. Ya en los chiringuitos de playas calentones y donde le sirven como un mojón, se ha cambiado el pedir Jamón por Turrón, y no precisamente el 1880, no, el peleón de Feria y va que chuta. Pero la cosa no está chunga, esta peor.

La Capilla de los Navegantes del Alcázar.


En la Capilla de los Navegantes del Alcázar sevillano se conserva la más antigua representación de la Virgen como protectora de las gentes del mar, conocida también como "la Virgen de los Mareantes", magnífica obra del pintor Alejo Fernández.

 La Virgen está representada levantando con sus manos los dos lados de su manto, con los que protege a dos grupos de marinos entre los que se encuentran Cristóbal Colón en el lado izquierdo con un bellísimo ropaje dorado y los hermanos Pinzón, mientras que en  la derecha de la Virgen está el Emperador Carlos I de España y V de Alemania y otros personajes. Destacando a los pies de la Virgen en el mar unos barcos, todo un conjunto digno de ver al igual que todo el Alcázar.

El Patio de la Montería del Alcázar.


El Patio de la Montería es llamado asi porque en él se reunían con el rey los caballeros y monteros para salir a las cacerías de caza mayor.

 En este patio se construyó en 1626 el famoso Corral de Comedias llamado "De la Montería" para que el rey pudiera ver las comedias sin salir del palacio, (todo un lujo que se permitían al igual que hoy otros reyes). Actuando en este Corral de Comedias la gran compañía de Juan de Morales y el primer cantaor flamenco del que se tiene noticia, llamado Juan del Arenal, en tiempos del rey Felipe IV.

Al quitarse en el Patio de la Montería el Corral de Comedias quedo tal como hoy lo conocemos, y en el fondo la maravillosa fachada del palacio del rey Don Pedro, todo una joya del arte mudéjar.