jueves, 17 de octubre de 2019

Un cielo gris.


Hay días en mi vida como en la de cualquiera, que veo un cielo gris aunque azul esté. Como a las calles las suelo ver como un páramo triste y desgarrador por la melancolía que en ellas se dejan sentir. Es como si estuvieran presenciando la agonía de un ser querido que se fue de esta inhumana vida agonizando igual que Aquel que expiró en Triana.

Magnífica foto de Calvo Pastor.


Imbéciles.


El problema de los imbéciles es, que nada comprenden, por eso siempre la lían.