lunes, 3 de septiembre de 2018

El San Ignacio de Loyola de la Iglesia de la Anunciación.



El San Ignacio de Loyola de la Iglesia de la Anunciación es sin fuda una de las imágenes más espectaculares de este Santo, obra realizada por Juan Martínez Montañés (1568-1649).

De la magistral imagen del Santo escribe Pacheco:"...la cabeza y las manos del que está vestido en su altar de la Casa Profesa que hizo de escultura en su beatificación Juan Martínez Montañés (pintado de mi mano) estoy persuadido que se aventaja a cuantas imágenes se han hecho de este glorioso santo, porque parece verdaderamente vivo. Hízolo el año 1610)." 

El Cristo del Perdón de la Iglesia de San Isidoro .


Foto Universidad de Sevilla.

Esta maravilla de imagen como es el Cristo del Perdón de la Iglesia de San Isidoro es obra de Francisco de Villegas en 1614. Crucificado, que antes ocupó el lugar que ocupaba la Virgen del Rocío de la Parroquia del Salvador.

Fue cedido dicho Crucificado al Seminario Metropolitano sólo por dos años hace tiempo, siendo el encargado de su restauración el conocido profesor Miñarro. Y como siempre suelo decir, ya querrían esta joya más de un capillita para sacarla en Semana Santa, el problema es que muchos ni la conocen por no estar en la nómina de los Crucificados que procesionan.

El creador de este Cristo, Francisco de Villegas fue escultor granadino, seguidor y ayudante de Martínez Montañés en su taller, el Dios de la Madera. Siendo esta obra una de las poquísimas que realizó para Sevilla, pues su producción fue casi toda para Cádiz y su provincia. Otra joya más de las tantas que gracias a Dios todavía conserva Sevilla.

Un San Eloy de Juan de Mesa en la Iglesia de Santa Cruz .



A Juan de Mesa se le conoce bastante en el mundo de las Cofradías como bien sabemos por las maravillosas imágenes que nos dejó. Pero no hay que olvidar que este gran artista al igual que otros también realizaron muchas imágenes de Santos de un grandísima calidad museística, lo que pasa es que al no procesionar en la Semana Santa son olvidadas por una gran mayoría de Sabios Capillitas.

San Eloy es el patrón de los orfebres, plateros y joyeros. Y esta más que interesantísima imagen del Santo la pueden ver en la Iglesia de Santa Cruz, la cual se encuentra en un retablo neoclásico del siglo XIX realizado por Miguel Albis.

Procede este Santo del Convento Casa Grande de San Francisco, donde los cofrades de su gremio poseían capilla propia. Dicha imagen está atribuida al imaginero del siglo XVII antes citado Juan de Mesa, quien no sólo tiene en Sevilla imágenes para procesionar en Semana Santa, también las tiene como esta y algunas veces hasta de una calidad superior.

La túnica de las Hermanas Antúnez del Nazareno de la O.



Maravillosa y una pieza de Museo tuvo el Nazareno de la O de Triana, como fue la soberbia túnica bordada por las Hermanas Antúnez en 1891 y proyectada por Manuel Jesús Beltrán Jiménez. Una pieza que desmontaron en una muy pero que muy desafortunada decisión en 1938.

Como hemos comentado, en 1938, el Cabildo de oficiales acordó que los bordados de la túnica fueran reutilizados  a una confección de sendas sayas y un manto negro para la Virgen. Labor que realizaron Guillermo Carrasquilla y su mujer Encarnación Perea, perdiéndose para siempre la tan magistral túnica.

No me dirán que antes no se hacían estas barbaridades y que todo se hacía bien. Aquí tenemos el ejemplo de que no es verdad, pues al igual que hoy y por desgracia siempre en nuestras hermandades hubo cofrades que le gustaban más un cambio que a un tonto un lápiz. Como suelo decir, hay piezas de arte que son intocables. Pero intocables, y esta es una.

Las redes sociales.


Las redes sociales son el reflejo de nuestra sociedad. Hipocresía, falserío y muchos hijos de puta.

La Virgen de las Aguas en las Misiones de 1965.



Nítida y bellísima foto donde vemos a la maravillosa Virgen de las Aguas de la señera Hermandad del Museo, la que va en unas andas y no en su palio por las las Misiones Generales del año 1965.

La Virgen fue llevada en un traslado al cercano Colegio de San Laureano. Va la portentosa imagen de Cristóbal Ramos por la calle de Alfonso XIII , nombre que vemos en la pared del ya desaparecido cine del mismo nombre. Una foto, que al menos  a mí, me da la sensación de ser mucho más antigua.