sábado, 10 de diciembre de 2016

La Virgen de los Reyes de la Parroquia de San Miguel de Jerez.


Está interesante imagen de la Virgen de los Reyes de Sevilla se encuentra en la Parroquia de San Miguel de Jerez de la Frontera (Cádiz), obra del imaginero don Antonio Illanes y muy desconocida. 

La imagen fue regalada a la Parroquia por doña Ana Romero Reguera, como así lo acredita la inscripción en la base de la peana delantera: "Donación de la señora Ana Romero Reguera 1947", mujer adinerada y que vivía cerca de la Parroquia de San Miguel en la calle Caballeros, la que fue propietaria de una ganadería.

Dicha imagen de la Virgen de los Reyes la podemos ver en la Capilla de Nuestra Señora del Pilar de la Parroquia de San Miguel en un retablo de estilo neobarroco, donado también por la señora Ana Romero Reguera. Virgen que procesiona por las calles del barrio de San Miguel desde 1999 en el cortejo del Corpus de Minerva.

Foto de Fernando Morales.

Convento de Regina Angelorum.


Curiosa foto donde vemos el convento de Regina Angelorum en la esquina de la Plaza de la Encarnación con la actual calle Regina. 

Esta imagen es de finales del siglo XIX, poco antes de derribarse dicho convento, fundado en 1553 por la Marquesa de Ayamonte, Teresa de Zúñiga.

La Plaza Nueva.


Con varios nombres ha sido a lo largo de su historia conocida la Plaza Nueva. Pues en la Revolución de 1868, se le cambió el nombre por el de Plaza de la Libertad. En la proclamación de la I República en 1873, se le llamó Plaza de la República y el mismo año Plaza de la República Federal. En 1875, fue su nombre Plaza de San Fernando. En 1931, en la II República se le llamo Plaza de la República y En 1936, Plaza de San Fernando hasta hoy que es Plaza Nueva. Plaza Grande, donde se encuentra el Ayuntamiento sevillano y en su centro el monumento a San Fernando, Patrón de Sevilla.

La Plaza Nueva fue durante la primera mitad del siglo XX escenario de la proclamación de la Segunda República (14 de abril de 1931), como también de un montón de manifestaciones. Gracias a Dios, que hoy no se  conoce con el nombre de Plaza de las Manifestaciones.

La Plaza de España de Sevilla.


La maravillosa Plaza de España fue construida entre los años 1914 y 1928 por el gran arquitecto Don Aníbal González y Álvarez Ossorio. La obra más emblemática de la Exposición Iberoamericana de 1929, pese a la oposición de ciertos sectores de la Ciudad que consideraban la obra como faraónica para el momento económico que atravesaba el País y aún más Sevilla.

Tiene la Plaza de España doscientos metros de diámetro, la que dispone de un canal por el que se puede ir en barcas de remos de alquiler, canal en el que podemos ver cuatro puentes que representan los cuatro antiguos reinos de España: Castilla, León, Navarra y Aragón. Antiguamente en vez de tener el canal barcas tenía góndolas, igual que las venecianas.

En la zona construida está presidida por un edificio central y dos torres ( norte y sur), de estilo barroco y de sesenta y cuatro metros de altura, siendo los materiales usados en la construcción de la plaza el ladrillo visto, cerámica, hierro forjado y mármoles. La plaza cuando se terminó la Exposición Iberoamericana, los edificios pasaron al poder de la Capitanía General.

Plaza de España de Sevilla.


Primo de Rivera y la Exposición Iberoamericana.


Como muchos sabrán, la Exposición Iberoamericana tuvo dos épocas. La primera en 1909 y la segunda 1925, no pudiéndose llevar a cabo por la falta de ayudas de los Gobiernos de Madrid, siendo ya en 1929, cuando Primo de Rivera hizo suyo el proyecto de la Exposición Iberoamericana con el apoyo del rey Alfonso XIII, que se entregó por completo a Sevilla.

Vivió Sevilla con la Exposición Iberoamericana la época dorada de la Arquitectura del Regionalismo, contando con algunas infraestructuras como el establecimiento de agua, saneamiento, mercados, escuelas, etc. Cosa que con la del 92 no pasó y mejor ni siquiera recordar.