martes, 26 de diciembre de 2017

La nevada de 1954.


En tiempos que andamos de sequía, no viene nada mal recordar la nevada que los sevillanos vivieron el 2 de Febrero de 1954. 

Recibió Sevilla copos de nieves que alcanzaron los 15 centímetros de espesor, toda una ilusión como si de un milagro se tratase por lo difícil que es ver nevar en esta zona (pero nunca imposible).

Podemos ver en las fotos una Sevilla nevada, de la que dicen que la lluvia en Sevilla es una maravilla. Pues Imagínense a la bella ciudad nevada, con las caras tanto de jóvenes como de mayores de asombro ante este espectáculo como es ver la nieve, la que aún más embelleció a esta Tierra de María Santísima.

Sevilla 1954.


Capillita y problema.


A un Capillita le gusta más un problema que a un matemático. No falla, y si no hay él los crea.

Ensayos de costaleros.


Los ensayos de costaleros parece que estan patrocinado por El...Pues cada vez son mas tempranos.

Árbol del Capillita.


Asi es el árbol de Navidad del buen Capillita. Con su estrella, las corbatas son secundarias para el buen Capillita.

La Fábrica de Pirotecnia Militar de Sevilla.

Fue la Fábrica de Pirotecnia Militar de Sevilla la industria bélica dedicada a la producción de municiones, la que desde 2008, pasa a ser la sede de Facultad de Derechos y de la de Ciencias del Trabajo de la Universidad sevillana.

 Esta Fábrica se encuentra en la calle Enramillada, en el entorno del conocido barrio de San Bernardo. Al crearse las intendencias en España, el municipio fue considerado sede de la Intendencia del Ejército de Andalucía.

 Es entre 1825 y 1833, cuando José Manuel Arjona, administrador militar y alcalde de la ciudad realizó dos propuestas: la concesión para usos militares de una zona en la Enramadilla y otra de una parcela entre la Puerta Real y la Puerta de Triana para que El Capitán General Vicente Quesada instale una plaza de armas.

Es en 1827, cuando la Fábrica de Artillería empieza a organizar la enseñanza de la maquinaria e instrumentos para fabricar armamento de percusión y cápsulas para suministrar al ejército, siendo en 1847, cuando se procedió a montar los laboratorios y la Escuela Central de Pirotecnia de artificieros en el lugar que sirvió de campo de tiro. Funcionando en 1848, también como fundición hasta llamarse en 1868, Pirotecnia Militar.

El edificio se edificó por el ingeniero Manuel Portillo Navarrete entre 1847 y 1849, con la curiosidad, que ya por aquella época se incorporaron mujeres en la fabricación de cartuchos, algo muy normal que nuestra sociedad sigue  entreñándose de algunos puestos que la mujer ocupa, sin pensar que muchas veces lo realizan mejor que el hombre. Tanto la nave del Paraguas como la Torre del reloj son de de 1937, reformando el arquitecto Juan Talavera y Heredia en 1940 dicho edificio, el que cerró sus puertas en 1966.

El Puente de San Telmo de Sevilla.


El Puente de San Telmo de Sevilla está situado cerca del conocido barrio de los Remedios y a la bella Torre del Oro, construyéndose entre los años 1925 y 1931. Puente que se comunica entre Sevilla y la antigua Huerta de los Remedios.

Cuando se construyó el Puente fue levadizo, lo que hacía que pasarán barcos hasta el muelle situado un poco más arriba.

 Tuvo la función de Puente levadizo hasta la década de los sesenta del siglo pasado, que fue cuando se transformó en puente fijo. Siendo su autor el afamado ingeniero José Eugenio Ribera, quien fue uno de los primeros investigadores del hormigón armado en España.

Puente de San Telmo de Sevilla.

Puente levadizo.