domingo, 14 de febrero de 2016

El búho.


No es tan malo el búho como lo pintan, no, simplemente es que como hace la vida en la noche lo relacionan con todo mal.

 Dicen, que el búho suele acompañar a brujos y magas, y que el pico de este, pulverizado en algunos líquidos formaba parte de muchos bebedizos y pócimas, para hechizos o encantamiento (a más de un político habría que darle unos cuantos picos de búho). Contándose también, que es mal agüero que entre en una casa por la chimenea, pues anuncia desgracias y un tiempo de mala suerte, vamos que si me apuran, creo que en España ha entrado el búho mamoncete en todas las casas, más que nada por la rachita que llevamos.