sábado, 17 de diciembre de 2016

Jesús Despojado en la Capilla del Rosario.


Fue en la Capilla del Rosario de la calle Dos de Mayo, sede canónica de la Hermandad de Santa Cruz y Nuestra Señora del Rosario, que hoy está fusionada con la Hermandad del Cristo de las Aguas, cuando le fue concebida en 1927 para fundar una Cofradía de Nazarenos, que llevaba por título Nuestro Padre Jesús de la Humildad en el momento de ser despojado de sus vestiduras para ser Crucificado y Nuestra Señora del Amparo. Pero todo lo que trabajaron de nada serviría. Pues la autoridad eclesiástica no aceptaron las Reglas de dicha Corporación, por lo que denegaron tal iniciativa. 

Hoy a pesar de lo que suelen decir muchos cofrades, que fundar una Cofradía es algo muy serio y muy difícil de llegar a la Carrera Oficial es mentira. Pues nada más hay que ver tanto en Sevilla como en otras ciudades llegan Cofradías a su Carrera Oficial con un patrimonio de juguete y dos o tres bandas. No es tan difícil señores, simplemente es ponerse como el que se pone  a aprender un oficio.

Foto de Benito Álvarez.

Mentiras.


Mentiras.

Muchas mentiras levantadas hacia muchas personas que aman a las Cofradías y también a grandes cofrades se dan a diario. 

Vivimos en una sociedad que del critiqueo y despellejar a todo el mundo por su aburrimiento en cualquier esquina han pasado a  hacerlo desde dentro de nuestras Cofradías, esas que por su historia y bien llevada por buenos cofrades, los satánicos de siempre sus dueños se creen.

Dije hace tiempo, que no hacen daño las mentiras a nadie, lo que realmente hace daño por llamarlo de alguna manera es la deslealtad de muchos que te dieron la mano, un beso, una palmadita en la espalda y casi te comieron la boca. La deslealtad es lo que puede llegar a dañar la confianza de una persona íntegra con unos principios firme y no desviados como los de otros, porque la mentira al fin y al cabo la vivimos a diario.

Mentiras, mentiras y más mentiras es lo que hay en un mundo tan maravilloso como el de nuestras Hermandades. Las que no entienden de gente desleales ni de problemas. Pues Ellas están ahí para llevarle a un pueblo cada vez más triste, azotado por una crisis y mil cosas más su historia, su pasión, la de Jesús  Nazareno, que tanta falta nos hace hoy día. Pero una mentira mil veces repetida llega a convertirse en verdad, incluso para quienes la inventa.

Por decir verdades.


Por decir verdades y lo que pensaba lo Crucificaron. Hoy esos mismos que a la calle lo sacan en procesión entre ellos se crucifican por no admitir algunas verdades de gente que sólo piensan diferente, y aunque hermanos son de la misma Cofradía no miran nada ni a nadie cuando tienen que actuar como con Jesús lo hicieron. Pero son cofrades.

         Foto de Cristina Paradas.

La otra Esperanza.


La otra Esperanza.

Así título este comentario o lo que usted quiera llamarle, la otra Esperanza. Aquella que está en los hospitales y casas que no son tal, son chabolas o cabañas de gente que no conocen ni pueden tener un digno techo. A estos son los que aunque muchos no se lo crean, la Esperanza y Macarena estará con ellos de verdad, no con unos cuantos falsos que sólo esperan este día de la Esperanza para hacerse protagonistas de una efeméride grande que sólo es de Ella, de Aquella que está en San Gil. La que llora por la pena de los que verdaderamente nunca perdieron la Esperanza a  pesar de su grave situación, y la que ríe por aquellos que sólo esperan esta fecha para hacer el imbécil o ser protagonistas de una Fe, la que sólo los que  necesitados están de Ella, comprenden y saben el significado de quererla sin esperar nada a cambio, como por ejemplo no servirse de su Madre, la suya, la Esperanza y Macarena.