lunes, 10 de julio de 2017

El imaginero Antonio Illanes.


Nació don Antonio Illanes Rodríguez en Umbrete en 1901, y falleció en Sevilla el 2 de Mayo de 1976.

 A continuación destacamos algunas de sus obras principales para Sevilla: Cristo de las Agua, Cristo de la Sagrada Lanzada, Nuestro Padre Jesús de la Victoria, Sagrado Corazón de Nervión, Virgen de Guía, Cirineo de San Roque, Virgen de la Paz, Virgen de las Tristezas y Nuestro Padre Jesús de las Penas.

Estudió en la sección de Bellas Artes de la Escuela de Artes y Oficios, ganando el primer premio de escultura del Ateneo de Sevilla en 1927 y recibiendo en 1929, la imposición de la Orden Civil, por el propio Rey Alfonso XII, por su trabajo durante la Exposición Iberoamericana. 
Era don Antonio Illanes un hombre bastante culto. Pues amplió sus conocimientos en Madrid y Paris, quien llegaría a realizar algunas obras para Hispanoamérica. 

Se le daba bien a Illanes tanto el mármol como la piedra, el bronce y la madera. Por toda esta gran carrera ( y no la del Galgo como algunos hoy ), obtuvo el primer premio en 1942 en la Exposición de Arte Sacro en Madrid por el maravilloso Cristo de las Aguas, y en 1974 el nombramiento de Académico de la Universidad de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría, como también recibió la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio.

Como curiosidad comentar, que Illanes además de ser muy culto fue un amante de la cultura, llegando a comprar la famosa Venta de los Gatos, para evitar que fuera derribada e impulsar en ella un museo dedicado al gran poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer. Algo que no pudo conseguir por los más de cuatro analfabeto de siempre del muy desleal y desagradecido Ayuntamiento.

Antonio Illanes junto a su Cristo de la Victoria de la Hermandad del Porvenir de Sevilla.

Nuestra Señora del Carmen en sus Misterios Dolorosos.


Nuestra Señora del Carmen en sus Misterios Dolorosos fue a la Catedral por primera vez el Miércoles Santo 8 de Abril de 2009, antes salía como otras Cofradías por su feligresía. Una Virgen con una advocación única en Sevilla, por querer la Cofradía desde su fundación rendir culto a esta advocación pero en Dolorosa.

Es el autor de la imagen don Francisco Berlanga, la que fue bendecida el 14 de Junio de 1984 en la Iglesia de la Misericordia, sede fundacional de la Hermandad.

La Dolorosa si nos fijamos bien está inspirada en algunas que realizó el imaginero de Carmona Francisco Buiza. Pues hay que recordar, que este fue el maestro de Francisco Berlanga.

Foto de F. Bautista.

El azulejo de Santa Ana de la Parroquia de Santa.


Se encuentra este bellísimo retablo cerámico en el lateral de la portentosa Parroquia de Santa Ana de Triana, el que mide 1,20 metros de ancho por 2,40 metros de alto.

El retablo representa a Santa Ana y a la Virgen  que están sentada con el Niño en el centro. Esta conseguida obra es del pintor ceramista Enrique Mármol Rodrigo en 1929, y la cerámica de la fábrica Hijos de José Mensaje.

Foto de ABC.

Santa Ana con la Virgen y el Niño de la Parroquia de Santa Ana.


Preside el retablo de la Parroquia de Santa Ana, más conocida como la Catedral de Triana en un camarín el precioso grupo de Santa Ana, la Virgen y el Niño, imágenes de candelero del siglo XIII, siendo el niño posterior.

 Este conjunto fue restaurado por el grandísimo imaginero Francisco de Ocampo en el siglo XVII, todo un grande en la imaginería de la época .