jueves, 28 de mayo de 2015

La Torre de la Tía Tomasa.


La torre está unida al lienzo de la muralla como en su día también lo estuvo la Torre del Oro y Torre de la Plata. La tía Tomasa fue una anciana del siglo XIX, que sin medios económicos de ningún tipo y sin hogar se instaló en la Torre convirtiéndola en su casa. De dónde le viene el nombre de torre o castillo de la tía Tomasa.

Más extrañas son las leyendas sobre diablillos y duendes que la tradición popular asegura, que allí vivió el diablo Rascarabia, transformado en un mico que a las doce de la noche lanzaba aullidos lastimero con los que asustaba a las mujeres del barrio. 

También estaba el terrible y muy violento duende Narilargo, que se apoderó de la Torre y todas las noches recorría el adarve y apedreaba a los que pasaban junto a la muralla o entraban por el Arco de la Macarena. Leyenda o realidad, no deja de ser otra curiosa historia de las tantas que la ciudad puede presumir de contar.

Como la vida misma. Todo llega.


En la vida todo llega, hasta la muerte.

Tal como está España.


Tal como está España, deberíamos de recordar la famosa frase que se hizo popular a raíz de uno de los discursos que el primer ministro Winston Churchill  dirigió al pueblo británico para enardecer su capacidad de aguante y valor patriótico cuando la Segunda Guerra Mundial ya se hallaba en su primer año. Frase que quiere decir: que un asunto va a ser o ha sido difícil en su resolución, que ha costado o costará mucho esfuerzo y sacrificio " sangre, sudor y lágrimas ".

Como la vida misma. Viva la vida.


Viva la vida y el calor, esta es mi nueva bañera y a quien le pese pues eso, que reviente.

El azulejo de la Virgen de las Madejas de los Caños de Carmona.


El azulejo de la Virgen de las madejas en los Caños de Carmona, según la tradición o leyenda, que recoge el famoso Abad Gordillo fue el rey Alfonso X, el Sabio quien sería el iniciador de la costumbre de colocar en un pilar de los Caños de Carmona que traía el agua a la ciudad una pequeña imagen de terracota de la Virgen, que se llamó popularmente de las Madejas, por una inscripción del lema de la ciudad " NO madeja DO". 

La imagen antigua de la Virgen de las Madejas era del siglo XIII y se mantuvo en el Caño hasta 1868, que fue retirada del culto callejero después de ser objeto de una atroz profanación. Esto quiere decirnos, que hijos de putas siempre hubo, por lo que se trasladó a la vecina parroquia de San Roque donde desapareció en el incendio que destruyó esta Iglesia en 1936. 

En 1990 se hizo una réplica de la Virgen de las Madejas, que recibe culto en la iglesia de San Roque y en 1993, la Empresa Municipal de Aguas EMASESA colocó un retablo cerámico en el antiguo emplazamiento recordando tan bella historia de estas advocación.

Azulejo de la Virgen del Pópulo.


En esta foto vemos el azulejo de la Virgen del Pópulo, que al desaparecer el convento del mismo nombre fue desmontado y trasladado al Museo de Bellas Artes, donde hoy se conserva.

Foto de Retablo Cerámico.


Vieja copla popular sevillana.


Vieja copla popular que señala las gracias de las sevillanas según los barrios. Una copla con arte y salero igual que la ciudad de la Giralda.

Para caras bonitas,
las trianeras;
para cuerpos garbosos,
las macarenas;
para buen pelo,
San Bernardo, San Roque
y el Barrezuelo.