domingo, 28 de diciembre de 2014

El nombre de la calle Matahacas de Sevilla


El origen de la calle Matahacas es bastante curioso, Matahacas, palabra compuesta de dos: Mata, que significa entre otras acción de dar muerte, y Haca, caballo de pequeña alzada, nombre que le viene de antiquísimo, el cual se remonta a la Reconquista de Sevilla por el Rey Fernando III en 1248.

En la calle Matahacas existía una callejuela sin salida que se llamó Callejón del Infierno, cuyo nombre desapareció en 1846. Existía en este callejón un huerto que era conocido por el del “Tío José”, nombre que aludía a su primitivo dueño, persona mayor y muy querido en el barrio de San Román por su buen trato.

Entre los diferentes usos que Tío José  dedicaba a una parte de su propiedad estaba el servir para cuadra, en la que los vecinos del barrio y los que no lo eran podían depositar sus caballos mediantes una modélica retribución, siendo proporcionado a los caballos un esmerado cuidado y vigilancia y estando asistido a sus enfermedades por el mismo Tío José. Pero si algún animal por los males estuviera muy mal, era matado y enterrado dentro del mismo huerto del Tío José, hombre que todo lo aprovechaba y exigía las pieles de las bestias. Es aquí cuando el barrio empezó a nombrar el huerto por Matahacas para más tarde llamarse no solo el huerto Matahacas sino toda la calle donde estaba el Callejón del Infierno.

El Castillo que tuvo Triana.


Fue una fortaleza de las más inexpugnables que contaba la ciudad, poseyendo grandes reductos, puentes levadizos, plazas de armas, barbacanas, foso ancho y varias torres, todas dispuesta de forma estratégica para cualquier asalto.

Curiosa fue la longitud del foso, que partiendo del Castillo y continuando por la calle San Jacinto llegaba hasta la Cava, hoy Pagés del Corro. Sin dejar de ser menos curioso el canal que tenía para valerse de las aguas del Guadalquivir que iban al foso del Castillo.

En este Castillo cuando entró el Santo Rey Fernando III en Sevilla fundó en él una Parroquia dedicada a San Jorge. Originando esta advocación el hecho de haber entregado la guarda de la fortaleza a los caballeros militares de San Jorge que le acompañaron en la Reconquista.

En el Castillo de Triana se instalaron las cárceles, tribunas y morada de los inquisidores, permaneciendo hasta 1656, que a consecuencia de una riada tuvieron que trasladarse a la antigua calle Real de San Marcos, para una vez solucionado el problema volver otra vez a su primitivo sitio. Pero concedida la nueva morada al Tribunal de la Inquisición, éste lo abandonó el 30 de Noviembre de 1785, siendo el Castillo donado a la Ciudad de Sevilla por el Rey con el fin de abrir vía de comunicación desde la Plaza del Altozano a la calle Castilla, proyecto que no se llevó a cabo igual que hoy otros tantos tampoco se llevan, quedando todo convertido en un extenso solar hasta 1822, que el Asistente de Sevilla don José Aznares y Navarro, hizo hacer en este sitio la Plaza de Abasto, la cual quedó inaugurada el 13 de Marzo de 1825. De Castillo a Mercado de Abasto. Pero con una historia atrás grande, como Sevilla misma.

El palio de Guillermo Carrasquilla de Nuestra Señora de los Desamparados.


Estreno la Hermandad de San Esteban el Martes Santos de 1949 un palio de Guillermo Carrasquilla, donde figuran adornos barrocos, destacando su crestería que se remata con un adorno central de hojas vegetales. 

Este palio fue vendido en 1963 a la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Marchena, el cual procesiona todos los Viernes Santo.

Un día como hoy. Músico José Font de Anta.


Un día como hoy 28 de Diciembre de 1988, fallece el músico don José Font de Anta, quien compuso entre otras marchas “Victoria Dolorosa”.

Un día como hoy. Altar de la Novena al Gran Poder.


Un día como hoy 28 de Diciembre de 1913, se estrena el altar de la Novena de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder.

Un día como hoy. Inmaculada de Santa Ana.


Un día como hoy 28 de Diciembre de 1711, da carta de pago el escultor Miguel Franco por la imagen de la Inmaculada Concepción de la Hermandad Sacramental de la Parroquia de Santa Ana.
Foto de Benedetto. 

Un día como hoy. Escultor Francisco de Ocampo.


Un día como hoy 28 de Diciembre de 1639, fallece en Sevilla el escultor Francisco de Ocampo y Felguera, autor de la imagen del Santísimo Cristo del Calvario.

Mucho dar y hacerse el bueno.


Mucho dar y hacerse el bueno con instituciones para ser reconocidos y protagonistas de una buena causa, cuando pasamos por la vera de muchos conocidos y ni siquiera le tendemos una mano. Esto no es otra cosa que una mierda como la cabeza de Espinete, seamos mejor con los que tenemos cerca y no con instituciones que la gran mayoría de las veces se lucran de las necesidades de ser humano.