miércoles, 6 de enero de 2016

Mi mejor maestro.


La vida fue y es mi mejor maestro. El ser humano fue y será mi peor enemigo.

Roscones de Reyes.


Y digo yo, ¿no sería mejor meter en los Roscones de los Cojones de Reyes en vez de sorpresas parte-muelas un billete de 500 LEUROS?.

Lágrimas.


No son las lágrimas lo que daño me hace, es el no poderla derramar por mi rostro.

Por desgracia.


Por desgracia algunos como algunas deberían de haber pedido a los Reyes Magos algún que otro libro, sobre todo para luego poder opinar con algo de fundamento. Lástima que pedir libros por Reyes esté considerado como anormal entre un mundo de sabios analfabetos.