sábado, 15 de octubre de 2016

El escudo de los dominicos.


El escudo de los dominicos es la Cruz de Calatrava pintada con los colores de la Orden, la que va algunas veces va acompañada del lema (<<Laudare, Benedicere, Praedicare>>) (<<alabar, bendecir y predicar>>).

El hábito de la Orden dominica es una túnica con capucha blanca, capa negra, escapulario y rosario.

La patena.


La patena es una bandeja pequeña circular en la que se coloca la hostia que va a consagrarse durante el oficio de la Misa.

Corporal.


Del latín corporalis, <<cuerpo>>. Es una servilleta de lino con una Cruz bordada, sobre la que se posan la patena y el cáliz durante la Misa.

Curiosidades cofradieras. El Gran Poder en la Madrugá de 1827.


Fue el 13 de Abril de 1827, Madrugá del Viernes Santo cuando a las doce de la noche empezó a llover (cosa que como ven no es nueva hoy), por lo que aguardó la salida hasta las cinco de la mañana que decidieron hacerla. 

Por la la lluvia y retraso la Hermandad mando a la Cruz de Guía con cuatro nazarenos con cirio a la Cruz de la Cerrajería, y todo para que no se adelantase la Hermandad de la Macarena.

Foto de Calvo Pastor.

Un día como hoy. Pleito a la Hermandad del Gran Poder.


Un día como hoy 17 de Abril de 1724, D. Antonio Rajo, provisor del Arzobispado aprueba las Reglas de 1587, por pleito que le pusieron las Hermandades del Valle y las Angustias con motivo de su lugar entre las procesiones de Jueves Santo.

Curiosidades cofradieras. Dulce Nombre y Crucifijo de San Agustín.


Fue el 22 de Enero de 1606, cuando la Hermandad del Dulce Nombre hacia estación a la Iglesia de San Agustín acompañando a la comunidad de San Pablo, para visitar al Santo Cristo con motivo de un Octavario que celebraban para que llueva.

Curiosidades cofradieras. Pedro de Borja y las Cigarreras.


Fue el 3 de julio de 1664, cuando se suscribe documento público ante el escribano Diego de Ramón, por el que el maestro escultor Pedro de Borja se compromete a realizar una urna y paso para el Santísimo Cristo de la Púrpura. La obra debía de estar finalizada la primera semana de la Cuaresma siguiente, pero quedó sin concluir.

Curiosidades cofradieras. Capilla de San Andrés.


Fue en 1524, cuando se construyó el edificio de la Capilla de San Andrés Apóstol, del gremio de los alarifes que es donde actualmente se encuentra establecida canónicamente la Hermandad de los Panaderos y que antes formó parte del Hospital de su nombre.

Foto de Rafaes. Capilla de San Andrés.

El Papa Silvestre I y Constantino.


Cuenta la leyenda, que el Papa Silvestre I curó de lepra al Emperador Constantino, y que a cambio de perdonar los excesos sexuales del Emperador conseguido muchos logros y propiedades para la Iglesia. Como ven no hay Papa tonto, si listo, consiguiendo a cambio de su silencio del Emperador oro, plata, joyas y propiedades como el Palacio de la familia Laterani, donde se trasladaría la burocracia papal.

El Papa Silvestre I fue quien condeno la zoofilia en el Concilio de Ankara (314), algo que no era pecado hasta entonces y que muchos practicaban sin ningún pudor.

El Papa Calixto I y el sexo.


En el año 217, Calixto I se tuvo que enfrentar al antipapa Hipólito, quien había llegado desde Oriente y había sido nombrado presbítero por el Papa Víctor I.

 La mayor crítica de Hipólito a Calixto I era la de haberse vuelto demasiado permisivo en lo que era el sexo, teniendo en cuenta que Calixto siempre fue bastante hábil para atraer al cristianismo a nuevos seguidores.

 Indultaba Calixto a religiosos acusados de delitos, ordenada sacerdotes a hombres que habían estado casados y hasta permitía que religiosos pudiera contraer matrimonio, incluso algunos altos cargos de la curia permanecieron en sus puestos tras comprobarse que durante la celebración litúrgica habían practicado sexo con alguna de las muy putitas fieles, que siempre las hubo y no hay que asustarse, teniendo en cuenta que el adulterio se castigaba en Roma en esa época con la muerte, por eso el amigo Calixto extendía documentos de perdón absorbiendo a aquellos culpables de adulterio a cambio de una pequeña penitencia. Todo un descontrol o un lío, como ustedes quieran.

El Papa San Calixto I.

Castrarse.


Durante la época del Papa Clemente, cuarto Obispo de Roma era bastante habitual que muchos jóvenes cristianos se castrasen para mantener el celibato y no caer en la tentación (esa que todos tenemos). 

Hasta el propio Emperador prohibió la práctica de castrarse, la cual se extendió hasta el Emperador Adriano, quien llego a decretar la condena de muerte a todos aquellos que llevasen a cabo está práctica. Aquí vemos donde puede llegar el hombre por su fanatismo y no religión, a esto y otras cosas que no tienen lógica alguna, al menos desde mi punto de vista.

El Agnus Dei.


El Agnus Dei o Cordero de Dios es un emblema heráldico que representa a un cordero, símbolo de Cristo y de San Juan Bautista.