miércoles, 20 de diciembre de 2017

Subida y bajada de la copia del Giraldillo.


Curiosa foto de la copia del Giraldillo subiendo a la Giralda para ser colocado en Enero de 1.999.

 


Ya en esta foto vemos a la copia del Giraldillo bajando para ser repuesto el original.

Vistas de la Catedral de Sevilla.


Maravillosas vistas de la portentosa e irrepetible Catedral de Sevilla.

Catedral de Sevilla.








Ante la estupidez.


Ante la estupidez que nos rodea a dos patas, lo mejor que hay es apartarse con un buen libro.

Indigestión.


Se acercan unas fechas en la que más de un imbécil come por comer, por eso es imbécil. 

No hay nada más tonto en la vida que comer por comer, y todo porque es lo que se hace o nos imponen anuncios horteros en estas fiestas.

Solo advertiros queridos enemigos, más que amigos, que tengan cuidado con tener una mala indigestión. No serían el primero ni el último en irse para el otro barrio. Pues hasta el duque de Vendome murió de una indigestión de langostino, y eso que no llevaban pepinos.

Duque de Vendome.

Retablo de Santa Ana de la Iglesia de San Esteban.


Este retablo se encuentra en la nave de la Epístola de la Iglesia de San Esteban, el que alberga  un interesante grupo como es Santa Ana enseñando a leer a la Virgen de autor desconocido.

Azulejo del Cristo de la Salud y Buen Viaje .


Este bellísimo azulejo de Nuestro Padre Jesús de la Salud y Buen Viaje fue realizado por P. Molina en la Fábrica sevillana de Manuel Montero. 

El azulejo reproduce fielmente a la maravillosa imagen del Señor de la Ventana. Colocándose  a finales de la década de 1920 en la fachada de la Iglesia de San Esteban sobre la ventana del Señor de la Salud y Buen Viaje, y en 1971 por unas obras en la Iglesia, se retira y se vuelve a colocar pero en el interior de la Casa de Hermandad. 

Se colocó de nuevo en otro lugar como es la Casa de Hermandad, situada en la calle Juan de Encina hacia el año 2.000.

Foto Retablo cerámico.

La Iglesia de San Esteban ocupada por el ejército de Napoleón .


Como otras muchas capillas e iglesias, la de San Esteban también sufrió la ocupación del ejército de Napoleón a principios del siglo XIX. También fue utilizada como cuadras en 1868 por la Revolución, siendo suprimida la Iglesia y hasta subastada.

Gracias a que la Iglesia de Santa Esteban fue usada como escuela se salvó de la temida piqueta, llegando hasta nuestros días está joya sin igual. Siendo Don Juan Talavera Heredia quien se encargó de su restauración entre 1926 y 1928. Sin olvidarnos que llega hasta hoy este templo con el aspecto original por las sucesivas restauraciones en la década de los sesenta, ochenta y los  noventa.