martes, 28 de julio de 2015

Ser hoy un imbécil.


Ser hoy un imbécil es una ventaja para triunfar entre estos en cualquir campo.

La Virtud de la Esperanza en la fachada de la Basílica de la Macarena.


Se encuentra la preciosa escultura de la Virtud de la Esperanza en el centro de la fachada de la Basílica de la Macarena en una hornacina, la cual es una copia de otra también en mármol que se encuentra en la Parroquia de la Magdalena en el presbiterio. Escultura que fue realizada en los talleres de Santiago Gascó en 1965.

Las columnas de mármol de la fachada fueron comprada a la Compañía Catalana de Gas, que era propietaria del Cine Imperial en la calle Sierpes, donde dichas columnas se encontraban. En el segundo plano de la fachada y detrás de la Virtud de la Esperanza vemos la bellísima espadaña campanario con pinaculos piramidales de piedra y tres vanos, siendo el del centro un arco de medio punto y los laterales adintelados enmarcados con pilastras inferiores, las cuales soportan jarrones de piedra con azucenas de metal.

 Una vez más, vemos que desde que en  la Basílica se entra hasta que se sale, la historia y las curiosidades nos acompañan en todo momento.


Día de Santa Marta.




Felicidades a todas las Martas.

El retablo de la Virgen del Rosario de la Macarena.


En el lado de la Epístola se encuentra el bellísimo retablo de la preciosa Virgen del Rosario. Proyecto presentado por el Mayordomo del Rosario el 3 de Octubre de 1962 para la Virgen, que no hay que olvidar que también es Titular de la Hermandad de la Macarena, el cual fue aceptado con un costo de 63.334 pesetas de la época.

El bello retablo consta de banco, un cuerpo con tres calles y remate con dos Ángeles que flanquean el anagrama de María. El centro del retablo es el camarín de la preciosa e inigualable Virgen de Gloria del Rosario, de mármol rosa con pinturas al fresco del pintor Manuel Flores, estando la Señora del Rosario flanqueada por dos Ángeles turiferarios.

Dicho retablo es obra de Pérez Calvo, mientras que  la Virgen del Rosario con el Niño dormido es una obra del siglo XVIII, una joya más dentro del gran joyero como es  la Basílica de la Macarena.