viernes, 14 de junio de 2019

Robar en las Hermandades.


Ya un servidor se dió cuenta no ahora, que en las Hermandades no solo había mariquitas (que los respetos, menos a algunos) sino también muchos ladrones espirituales Hijos de Puta. Que vergüenza robar en el nombre de tu Hermandad, que vergüenza. Pero aún es más vergüenza el consentirlo por parte de la Corporación y Palacio. Y no pasa nada, solo el tiempo y los sinvergüenzas.