viernes, 6 de enero de 2017

Señor Espada.


Señor Espada, sepa usted que un servidor respeta todo, hasta que le roben con subidas de impuestos y mil cosas más que a usted cómo algunos de sus amigos a buen seguro le importa un pimiento. Pero que pase usted por la casa de la Virgen y no tenga la decencia y ya no por Ella, sino por todos los sevillanos y de esta Tierra de María Santísima en no postrarse ante Ella, sepa que no solo ha insultado usted a Sevilla, sino al mundo entero, porque Ella es del mundo, usted solo es de unos cuantos pelotas. 

Todavía no me creo, que usted siendo Alcalde de Sevilla no sepa que paso por delante de uno de los iconos más grande de la cristiandad: La Esperanza y Macarena.

La vida.


La vida no es una tómbola. La vida es como la hacemos el ser humano, algunas veces más cabrona y otras más llevadera. No hay otra.

Si desconocimiento.


Si desconocimiento se tiene de nuestras Hermandades, no digo nada cuando de Jesucristo se habla.

Libros de Cofradías.


Aunque no se lo crean, los mejores escritores de cofradías aún hoy no han escrito un libro. No digo con esto que los que lo han echo no valgan un duro o euro. Pero si hay que reconocer que una gran mayoría de ellos son un Mojón.

Hermandades de juguetes.


Es curioso que cualquier Hermandad de juguete de las nuevas diga siempre lo mismo: Estamos ante todo por la caridad y ayudar que falta hace en estos tiempos. Pero un servidor que piensa mucho o poco para algunos se pregunta, ¿es toda esta parafernalia para salir en Carrera Oficial?.

Carbón.


Carbón rima con mojón. Este último es lo que yo le hubiera dejado a más de un político.

Carrozas de Jerez.


¿Los que han hecho las carrozas de la Cabalgata en Jerez han cobrado? Lo digo por la mamarrachada que son.

Pedir literatura.


Pedir literatura a los Reyes en Andalucía es como ser un raro ante una sociedad cada vez más analfabeta y sabia de mierda.