sábado, 5 de julio de 2014

Un día como hoy. Los Reyes de España.


Un día como hoy 6 de Julio de 1992, los Reyes de España visitan en la Parroquia del Salvador la exposición Los Esplendores de Sevilla.

Un día como hoy. Buena Muerte.


Un día como hoy 6 de Julio de  1983, don Francisco Arquillo comienza la restauración del Cristo de la Buena Muerte de la Hermandad de los Estudiantes tras el accidente ocurrido el pasado 27 de Febrero.

El Convento de Santa Rosalía.


Fue el arzobispo Jaime Palafox, quien tenia una hermana monja en la Orden religiosa de las Capuchinas el que impulso a realizar las gestiones para fundar un convento en Sevilla.

 Las primeras monjas que llegaron a Sevilla provenían del convento de las Capuchinas de Zaragoza, viniendo al frente de las misma sor Manuela de Palafox, hermana del Arzobispo, las que llegaron el 9 de Enero de 1701, instalándose en la ermita de San Blas, donde se les dio cobijo, alimento y habitación, cuando más tarde compraron unas casas en la antigua calle del Naranjuelo, la que también se llamó  Capuchinas y después con el nombre de Cardenal Spínola. Realizó las obras de construcción el arquitecto Diego Martínez Díaz, terminandolas en 1725.

En 1761, todo se vino abajo a causa de un incendio que destruyó parte del convento y la Iglesia, teniendo que hacer de nueva su reedificación, obras que fueron costeadas por el Cardenal de Sevilla Francisco de Solís y dirigidas por el arquitecto Antonio de Figueroa, terminándose en 1762. Esta Iglesia destaca por su monumental  retablo, obra genial de Cayetano de Acosta entre 1761 y 1763, como también unas pinturas de los muros laterales que representan la Ordenación de Santa Clara por San Francisco, Santa Clara expulsando a los sarracenos de la ciudad de Asís y Santa María Egipciano, todas atribuidas a Juan de Espinal en  1763.

Portada Principal. 


Retablo mayor.


Virgen del Tránsito. 

Hoy en la playa.


La cosa está tela de mala. Hoy a la hora de la cerveza con el dueño de un bar en Rota los dos más solo que un tonto perdido en el Desierto nos decíamos ¿España va bien?. No, España va como una mierda, esto es lo que querían nuestros muy altaneros, maleantes y cerdos políticos, ahogar a la gente a tal extremo de que casi nadie tenga el derecho de echar un buen ratito, mientras ellos se beben y comen el manso a costa de un pueblo, que solo hace pagar impuestos y un montón de cosas más para que todos estos perros se lo pasen del carajo. 

A ver hasta cuándo va a durar esto, porque si la cosa sigue así, me temo que en este asqueroso mini-pais va a desaparecer hasta la playa.

El Convento de San Buenaventura.


Es la viuda de Andrés Casuche, doña Isabel de Siria quién en el año de 1600, compró unas casas en la antigua calle del Mar, hoy García de Vinuesa y las donó a la Orden Franciscana, dándose el inicio a lo que fue el Colegio de San Buenaventura. Este colegio llegó a ser una institución muy importante no solo  de Sevilla sino también de España, ya que aquí se seguían estudios de las Sagradas Escrituras, teología y metafísica, siendo elevado por la fama que alcanzó a la categoría de estudio general.

La Iglesia del colegio comenzó a construirse hacia el año 1622, por el arquitecto sevillano Diego López Bueno, el que llevo unas condiciones en que habría de realizarse las obras que modificaría el colegio para poder construirse la misma. 

En 1626, se contrato a Francisco Herrera “El viejo” para hacer las trazas de decoración de yesería y pinturas al fresco de los muros interiores, uno de los ejemplos más sobresalientes  del arte sevillano de ese siglo. Esta Iglesia  fue utilizada como caballeriza por las  tropas francesas cuando la invasión napoleónica en España, igual que muchísimas más fueron utilizadas por estos cerdos franceses.

Un día como hoy. Capilla del Gran Poder.


Un día como hoy 5 de Julio de 1968, finaliza la restauración de la antigua Capilla del Gran Poder en la Parroquia de San Lorenzo, donde se ubican las imágenes de la Cofradía del Dulce Nombre.

Un día como hoy.Incendio en el Valle.


Un día como hoy 5 de Julio de 1909, se incendia el altar de la Virgen del Valle y sufre serias lesiones, que restaura José Ordóñez.