viernes, 24 de octubre de 2014

Tu Hijo.

A Juan de Mesa.

Si a tu Hijo Señor, que te creo para dejarte entre nosotros no lo beatifican, con dolor de mi corazón empezaré a dudar del mundo donde me encuentro.

Desconozco el autor. 

SUFRIR.


De tanto sufrir ya no puedo llorar. Pero si reír de tanto sufrir.

El Triángulo de las Bermudas.


Tres puntos tiene el Cofrade con el Triángulo de las Bermudas ; su mundo, la tasca y su peña, la cual confunde con su Hermandad. No hay nada más.

El Papa Pío XI y sus coches.


De este Papa no me podrá decir ningún anormal por mucho que lo quiera defender, que era humilde. De este papita se puede decir todo menos algo bonito.

Pío XI (6 de Febrero de 1922-10 de Febrero de 1939) se mandó construir un garaje especial para sus dieciséis vehículos de su propiedad, tres de estos deportivos y del que se cuenta, que en más de una ocasión fue retenido por la policía italiana por exceso de velocidad. No se preocupen ustedes  que las multas no las pago él, seguro que las pagaría Dios, para compensarle su afición a los coches en vez de a los pobres. Si este es Papa,
yo soy el dueño de la Cruz-Campo.

Los Huevos y un Papa.


Fue Benedicto XIII (29 de Mayo de 1724-21 de Febrero de 1730) a quien se le debe el nombre del plato «Huevos benedictinos», por ser este Papa muy aficionado a ellos. 

Mejor que le diera por esto de los huevos y no por otras cosas raras como a muchos Papas le dieron. En fin, una de HUEVOS.

Curiosidades de un Papa.Pablo VI y el cilicio.


El Papa Pablo VI (21 de Junio de 1963-6 de Agosto de 1978) utilizaba una faja de cerdas gruesas bajo sus vestimenta desde que era sacerdote. Cuando fue nombrado Papa, Pablo VI usaba la faja de cerdas pero solo en ocasiones importantes. 

No hay que irse a la Edad Media para saber estas cosas, que hasta hace muy poco e incluso hoy la siguen practicando muchos.

Cilicio: Faja de cerdas o de cadenillas de hierro con puntas, ceñida al cuerpo junto a la carne, que para mortificación usan algunas personas.

El título Sacramental de la Hermandad de la Estrella.


Es Sacramental la Hermandad de la Estrella desde el año 1966, al constituirse en Parroquia el templo dominico de San Jacinto, donde dicha Hermandad residía por aquellos años. 

Se mudó la Cofradía a su actual Capilla de la calle San Jacinto el 11 de Abril de 1976, siguiendo conservando su título de Sacramental desde que estuviera en el templo domínico.

Foto de Rafa Soldado. 

Los problemas con capataces no es de hoy.


Tal como suena, los problemas de capataces no es de hoy, ya en el año de 1912, la Cofradía de San Roque tuvo un contratiempo a la hora de salir por las desavenencias con su capataz, contrantado para sacar a la Cofradía a Cristóbal Romero. 

La Junta de Gobierno decidió sustituir a Cristóbal Romero por otro llamando a una cuadrilla de costaleros diferente. Pero al momento de salir se presentó Cristóbal con un notario alegando que tenía firmado contrato para sacarla él, cuando la Junta de Gobierno no atendió su petición. Como se demuestra una vez más, los problemas entre capataces y Cofradías no es nada nuevo. Pero parece ser, que a muchos les da un morbo que ni en la cama con su mujer sienten algo igual.


El Ayuntamiento de Sevilla y el Cristo de San Agustín.


Tiene el Ayuntamiento sevillano una especial vinculación con esta Hermandad por la devoción al Cristo de San Agustín. Cada dos de Julio acude el Alcalde y representantes de los grupos políticos a la función votiva al Cristo, por el Voto realizado en 1649 por la epidemia de peste y la salida procesional que hizo con esta imagen el citado día desde el convento a la Catedral. 

La costumbre se ha retomado por acuerdo capitular del 11 de Marzo de 1991, tras haberse suspendido en la II República y más tarde por el incendio que sufrió la Iglesia de San Roque el 18 de julio de 1936. Por este motivo un concejal acompaña al paso de la Virgen de Gracia y Esperanza por la Carrera Oficial el Domingo de Ramos.

La muerte de Juan Pablo I.


Como siempre en el Vaticano, el misterio, los secretos y los envenenamientos están presente. Muchas fuentes aseguran, que Juan Pablo I (26 de Agosto 1978-29 de Septiembre de 1978) fue envenenado trás solo treinta y tres días de su Pontificado por su intención de ordenar una investigación de las finanzas vaticanas. 

Como suelo decir, el Vaticano sigue siendo un enigma. Pues hasta ahora no se ha podido demostrar el envenenamiento de este Papa e igual que otros muchos casos que encierran sus muros.