martes, 30 de abril de 2019

El paso de Nuestra Señora de las Mercedes.

Foto de Rafaes.


Las maravillosas andas de Nuestra Señora de las Mercedes de la Puerta Real de Sevilla fueron realizadas entre 1962 y 1966 por el afamado tallista Manuel Guzmán Bejarano, una de sus mejores obras según los entendidos en la materia.

Lleva el rico paso de la Virgen de las Mercedes cuatro candelabros, destacando del mismo sus bellísimos respiraderos, una gran obra de arte de la que podríamos decir insuperable. Como también la portentosa peana en Pino de Flandes al igual que los respiraderos y los bellos faldones en granate a imitación de los que lleva la Macarena, obra de Antonio Rincón Galicia.

Un paso como la Hermandad, más que recomendable verlo por las calles de Sevilla. Todo un deleite de las Glorias de Sevilla.

El paso de la Sed.



Es en 1987, cuando los cofrades de la Sed aprueban en el Cabildo General el actual paso de Cristo, con diseño y realizado por el gran tallista Manuel Guzmán Bejarano en estilo neobarroco. Trabajo que empezó en 1991 y fue estrenado en la Semana Santa de 1990 solo en madera tallada.

Se terminó de realizar el paso al completo en 1993, completándose con ocho Ángeles y cuatro Arcángeles realizados por Manuel Carmona, como también las pinturas de las cartelas con escenas bíblicas, obra del pintor Alfonso Magüesín.