miércoles, 24 de agosto de 2016

La brujería.


La brujería es tan antigua, que ya existía en Europa antes de la llegada del cristianismo.

 Pues en sus orígenes se llegó a confundir hasta con la religión la brujería, opinando muchos que la religión es como una forma de brujería muy evolucionada e institucionalizada. Será por esto, que a veces vemos a tantos brujos como brujas adentro.

Esto se ha convertido.


Esto se ha convertido en un corral de vecinos en donde todo el mundo sabe de todo, pero que poquita cultura se ve en estos descerebrados  críticos de mojones.

Funcionarios.


Cuanto más funcionarios en cualquier institución menos funciona. Comprobado y demostrado.

Guerra Civil.


Hasta los huevos de escuchar idioteces sobre la Grerra Civil, cuando esta que estamos viviendo y no llaman Guerra es mucho peor.

Ni Felipe II.


Ni Felipe II, como muchos imbéciles creen tuvo el corazón tan duro como los políticos de hoy.

No hables.


No hables cuando no te escuchen, escribe lo que iba a decir.

Cristo de los Gitanos.


Cuando anda por Sevilla es como si no quisiera ver a nadie. Pues es tan humilde, que prefiere que vayamos a su Casa a contarle nuestros problemas.

 Foto El Arte de lo Efímero .

La Virgen del Barco.


Curiosa y poco conocida es la advocación de la Virgen del Barco, la cual aparece en los tiempos de la Reconquista gozando de gran devoción. A esta advocación se debe que el primer sello oficial del Ayuntamiento de Sevilla tuviera como motivo heráldico la imagen de la Virgen sobre la cubierta de un barco, en recuerdo del barco del Almirante Bonifaz rompiendo el puente de Triana y la cadena para triunfar San Fernando sobre los moros de la ciudad. Hoy deberíamos de tener a más de un Bonifaz, y sé el porque lo digo.

Parece ser, que la Virgen del Barco fue según algunos historiadores la Virgen de la Sede, la que hoy se encuentra en el altar mayor de la Catedral sevillana y muy pocos saben que existe. También podría haber sido la Virgen de los Reyes y hasta la Virgen de las batallas, tres imágenes fernandinas que encierran este enigma y engrandecen aún más la historia de esta bella Sevilla, que sigue siendo una enciclopedia no solo de la historia local, sino de España.

Virgen de la Sede.


Virgen de los Reyes.


Virgen de las Batallas.