viernes, 31 de marzo de 2017

Dicen.

Dicen que los Ángeles están como locos por el barrio de la Macarena, que van como idos y desconcertados. Cosa que no es de extrañar ante tanta belleza Macarena.

Foto de Francisco Narbona Soto.

Lloraba.


Lloraba con tanta verdad ante su Madre, que al pasar la Macarena sonrío para aliviarle su amargo llanto.

Y yo me pregunto.


Y yo me pregunto y me seguiré preguntando hasta el fin de mis días, ¿por que la Macarena que es la Madre de Dios y vive en San Gil  no es Patrimonio todavía de la Humanidad?.

La buena amistad.


La buena amistad es como el amor, apasionante y verdadera.

No tengo nada en contra de las hermandades.


No tengo nada en contra de las hermandades, simplemente es que no saco nada de ellas como algunos y digo lo que pienso, no lo que usted quiere escuchar o lo que no puede decir por sus intereses creado con las hermandades.

Hablar por ejemplo, de que las hermandades son maravillosas, que es un mundo perfecto, que son un paraíso sería caer en la mentalidad del imbécil, del hipócrita y del aprovechado de estas. También y no lo olviden, en nuestras queridísimas, muy veneradas y cada vez más hermandades de Tasca hay por desgracia mucha mierda de dos patas, que  que de vez en cuando no está mal darle un poco de caña, pero sin azúcar.

Me elimina.


Me eliminas y luego me vuelves a pedir amistad, ¿que pasa que le  doy morbo tía? Pues métase el dedo en el Coño.