domingo, 21 de febrero de 2016

Un día como hoy.


Un día como hoy 22 de Febrero de 1886, se aprueban las Reglas de la Hermandad del Calvario en la Parroquia  de San Ildefonso.

Un día como hoy. Reglas del Gran Poder.


Un día como hoy 22 de Febrero de 1899, se aprueban las Reglas renovadas de la Hermandad del Gran Poder.

Un día como hoy. Via-Crucis de los Negritos.


Un día como hoy 22 de Febrero de 1999, es el Vía  Crucis extraordinario del Santísimo Cristo de la Fundación de la Hermandad de los Negritos en el CCCLXXV Aniversario de la realización de su imagen.

Retablo andante.


Todo un retablo andante, donde se suele decir la Sentencia de Nuestro Señor, que en Sevilla nunca llega a su final porque su barrio ni su Centuria dejan leersela al mejor de los nacidos, El Señor de la Sentencia.
       Foto de Rafael Vega.

Besamanos.


Y dijo el bohemio: Señores, son los Cristos y las Vírgenes los que están de Besamano o Besapie, no ustedes estorbando como una escoba en la puerta de sus Templos.

Un robo en la Hermandad del Calvario.


Y ahora que tanto se está hablando del mangoneo o robo, o como a usted  le guste llamarlo mejor por un individuo en una conocida Hermandad, solo decir, que esto no es nada nuevo. Pero nada de nada, simplemente hay que leer o indagar en los libros, esos que guardan historias para bien o para mal.

Por todo lo expuesto, recordaremos unos casos de rateros no de hoy en nuestras Cofradías sino del siglo XVII y XVIII, siendo en 1611, cuando el visitador del Arzobispado Francisco de Sala Blanca realizó un informe denunciando comportamientos muy extraños de alguno de sus cofrades, como descontrol en las cuentas (igual que hoy no ni ná)  y broncas en los cabildos, si, no se extrañe, como hoy pero en el siglo XVII, llegando a afirmar que las limosnas que juntan muchas veces no la distribuyen sino que de esta se comen y beben mucha parte (por todo esto y mas abramos los ojos de una vez, mientras haya dinero y sinvergüenzas como estos casi siempre pasarán estas cosas).

Recomendaba el informe, que la Cofradía sea agregada a otra de más seriedad (lo que no dice es que en las más serias también meten la mano, el pie y hasta la nariz).

Como hemos podido comprobar, los rateros en nuestras Cofradías no es nada nuevo, como también en la misma Hermandad  en 1714 el Mayordomo Gregorio de la Cruz y Francisco Morón estaban acusados de deber dinero a la misma, tanto que los dos fueron a parar a la cárcel y no al BAR, tal como suena. Haciéndose cargo de la Hermandad el párroco, esto es sólo una ración de estos desagradables hechos de energúmenos, rateros, pelotas y muy cabrones de otros tantísimos que se conocen y otros no por desgracia, que están tapados y no nos enteramos de la misa a la mitad.

Un poco de historia sobre la Hermandad del Calvario.


La Hermandad del Calvario fue conocida como la de los Mulatos por sus primeros miembros, fundándose en 1571 en el Hospital de Nuestra Señora de Belén. Pero por la reducción de hospitales en el siglo XVI se trasladó a la Parroquia de San Ildelfonso, donde vivían una gran mayoría de Mulatos.

Labraron una Capilla en 1585 en San Ildelfonso en el compás de la Iglesia que se llamó callejón de los Mulato. Hermandad que vio sus primeras Reglas en  1596 y que hasta 1680 se llamo de la Presentación de Nuestra Señora, y a partir de aquí Cofradía del Santísimo Cristo de la Presentación hasta 1689 que se llamaría Cofradía y Hermandad del Santo Cristo de la Demostración y Madre de Dios de la Presentación, quedando en 1784 como extinguida.

Es curioso, que la Cofradía del Calvario llegó a sacar tres imágenes: un Ecce Homo, un Crucificado y la Virgen. Perteneciendo su Cristo titular del Calvario a la familia Gaspar Pérez de Torquemada que lo encargo para su Capilla en la Parroquia de Santa Catalina, pasando de allí al convento de San Francisco como titular de una Congregación, que lo título Cristo del Calvario y luego paso a la Iglesia de la Magdalena para volver otra vez a  San Francisco y luego a San Ildefonso, de donde pasó a la Escuela de Cristo 1799 vendido y que más tarde recuperaron para la Parroquia.

En 1816, el Cristo volvió a San Ildefonso y se colocó en un altar para su culto, donde se reorganizó dicha Hermandad por unos devotos de la feligresía en 1885 y aprobaron sus Reglas al año siguiente.

En la restauración que le hizo al Cristo del Calvario en 1941 Agustín Sánchez Cid, fue cuando se halló en el interior de la imagen un documento que acreditaba la autoría de su autor, Francisco de Ocampo, como una reliquia del Lignum Crucis  que va en un Ostensorio colocado a los pies de la Virgen sobre la peana. Una Cofradía para no perdérsela en la Madrugá, la cual me atrevo a decir, que es de las que más nos pueden llevar a esa Sevilla que se nos fue.

Hermandad del Calvario.


Que critican.


Y dijo el bohemio: Que critican a la Semana Santa de Sevilla y que la copian coño, al final tienen que...

En la puerta de las Iglesias.


Y dijo el bohemio: No he visto más carajotes, que en las puertas de las Iglesias cuando una Hermandad está en culto.