domingo, 31 de enero de 2016

Encuentra la pareja.


Jejeje me salen algunos anuncios que  dicen: Encuentra la pareja perfecta. Pues como no sean dos billetes de 500 leuros, por que la cosa no es que este chunga, no, esta peor.

Febrero.


Y estas palabras van a Febrero: Dentro de nada entraremos en Febrero, un mes loco y bueno a la vez, porque antes se cobra y antes se gasta. Febrero, mes que con dinero o sin dinero a los mismos imbéciles usted igual que yo veremos a diario, Febrero, Febrerillo Loco, bienvenido seas y acuérdate de llevarte el 29 aparte de la hoja del calendario a más de un imbécil contigo, y por supuesto que no sea ningún loco, porque entonces voy el primero.

Toda una vida.


Toda una vida me llevaría besándote esas manos que al tiempo para y todo lo cura.

 Toda una vida me llevaría besándote esas manos que mi Esperanza son, y en Ellas mi vida está.

Foto de José Enrique Romero.

Curiosa visita al balneario de Marchena.


Fue en el año 696, cuando Sevilla quedó sorprendida ante la llegada de un cortejo de gentes vestidas con trajes riquísimos con oro y negros desnudos con anillos no en los dedos sino en las orejas (a más de una de hoy estoy viéndola en esa época entrándole algún que otro negrito y no el del whatsapp), los que llevaban a hombros en una especie de carroza (no confundir con ningún paso de misterio) a un señor viejo y más gordo que el Gambrinus de la Cruz del Campo.

La llegada del cortejo era una familia y su séquito de un importante personaje del Imperio bizantino, que al llegar a la ciudad, desde la Puerta de Córdoba quiso ir al palacio del duque de la Bética (no al campo del Betis, entonces no estaba ni pensado), gobernador general de Andalucía, enseñándole un salvoconducto firmado por el rey visigodo de Toledo que le concedía libre paso por sus estados. El viaje de este señor era ir a un balneario medicinal y tomar sus aguas que se encontraba en la bella Marchena, para curarse de la enfermedad del <<Fuego de San Antonio>>, que tras estar una temporada en Marchena se curó y fue otra vez a ver al duque de la Bética, para despedirse y de paso decirle que el balneario estaba muy mal conservado y que intentarán de reparar para seguir aprovechándose,  (hoy el bizantino se llevaría todos los días diciendo: esto hay que restaurarlo, esto también y aquello también).

Virgen de los Reyes.


Sevilla te tiene por Reina, Patrona y Madre de su bendita Tierra, en la que no existe otra reina más que su Virgen de los Reyes, la Reina más Reina y Sevillana por excelencia.

Palio perfectamente.


Palio de medidas perfectas, único, irrepetible, mágico y el que parece creación de Ángeles Macarenos por tanta perfección.

                Foto de Haretón.

Misericordia.


Misericordia: Palabra entrañable y más en el Año de la Misericordia, que muchos de misas diaria la desconocen y ejemplo te dan de ella.
    Foto de El Arte de lo Efímero.

Canina.


Hay mi Canina cuanto te queremos los que Caninos estamos por golfos corruptos, hay mi Canina. Patrona de los Dolores de Cabeza en más de un ciudadano por culpa de aquellos que se llevan los leuros calentitos para que usted mi Canina sea Nuestra Patrona.

A mas de un cofrade.


Y dijo el bohemio: A más de un cofrade habría que darle más de una catequesis, pero catequesis cofrade. Pues confunden el tocino con un varal.