sábado, 26 de marzo de 2016

Representantes de Cofradías.


Representantes de Cofradías.

Si, tal como suena, son esos analfabetos integrales que esperan cualquier acontecimiento de su Hermandad recibiendo a diestro y siniestro como si fuesen el dueño de la misma.

Reportajes.


Reportajes: Lo que suelen hacer más de un imbécil de su vida privada.

En Tu zancada


En Tu zancada llevas nuestras maldades Gran Poder, esas que solo Tu, poquito a poco nos va quitando con el peso de Tu Cruz y seguimos sin enterarnos de Tu Gran Poder.

Un poco de historia sobre la Hermandad de la Esperanza de Triana.


La Hermandad de la Esperanza de Triana es el resultado de la fusión de tres más, siendo la más antigua la Hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza, que fue fundada en la Parroquia de Santa Ana en 1418 y vinculada al gremio de los ceramistas.

 En el año de 1542, se fusionó con la de San Juan Evangelista, del gremio de los pescadores y en 1616,  se fusiona con la de las Tres Caídas, quedando ya en una sola. Y 1972, se fusionó la Hermandad de la Esperanza con la Sacramental de la Parroquia de Santa Ana, Hermandad que a lo largo de su historia ha tenido numerosos cambios de sede, como en el desaparecido Convento de Espíritu Santo de Clérigos Regulares en 1621, en Santa Ana en 1736, en la iglesia del convento Carmelita de los Remedios en 1755, más tarde en la Iglesia Hospital de Nuestra Señora de la Encarnación y luego otra vez el convento de Espíritu Santo, no estrenando su Capilla propia hasta 1815  en la calle Larga, hoy Pureza, la que le fue expropiada 1868 por la Junta Revolucionaria y se trasladaron a San Jacinto, para volver de nuevo a su Capilla de la calle Pureza en 1962.

Realizaría por primera vez la Hermandad de la Esperanza de Triana  su Estación de Penitencia a la Catedral sevillana en 1845, siendo la Virgen más venerada de toda Triana. Por  esto en 1984, fue Coronada Canónicamente en la Catedral  por Bueno Monreal auxiliado por Fray Carlos Amigo Vallejo. No olvidándonos de un curioso suceso ocurrido en 1910 al regreso de su Estación de Penitencia, que por un conflicto con los dominicos que se hicieron cargo de la Iglesia y no querían que la Hermandad siguiese en su templo cerraron las puertas para que no entrase. Hay que ser tela de...para hacerle esto a una Hermandad como la Trianera.

Hermandad de la Esperanza de Triana.


Resucitará.


Y dentro de nada Cristo Resucitará en Santa Marina, para decirnos un año mas, que entre nosotros está siempre y no solo en Semana Santa.

Gente buena.


Y dijo el bohemio: A muchas gente buena se debería de haber conocido mucho antes. Pero mucho antes.

Un poco de historia sobre la Hermandad de San Roque.


Se fundó la Hermandad de San Roque en 1901, año en que le fueron aprobadas sus primeras Reglas. Fundación que se debe a unas  imágenes existentes en la Parroquia de San Roque: la de un Nazareno de las Penas, que perteneció a una Congregación femenina cuyo fin era propagar la devoción al Rosario y una Virgen advocada de Gracia, imágenes que por su gran devoción en el templo un grupo de cofrades junto al párroco la fundaron.

La Hermandad de San Roque se fusionó en 1927, a instancia del Cardenal Ilndáin con la Sacramental de San Roque, la que por aquella época estaba muy decaída. Y en 1990, agregó como titular al Santo Crucifijo de San Agustín, una devoción señera y clásica que recuperó dicha corporación, siendo este mismo año cuando se le concedió el título del Real por haber aceptado el Rey el nombramiento de Hermano Mayor Honorario.

En 1902, fue cuando la Hermandad realizó su primera salida procesional el Domingo de Ramos en un solo paso, cedido por la Hermandad de los Gitanos con una Centuria Romana de acompañamiento, incorporando en el misterio en 1926 al Cirineo. Las imágenes fundacionales de esta Hermandad como gran parte de sus enseres se perdieron en el incendio del 18 de Julio 1936, junto a la antigua talla del Santo Crucifijo de San Agustín, sin olvidarnos,  que el Cardenal Segura le impuso una Corona a la Virgen en 1947, Coronación que por decreto arzobispal de 1997 fue reconocida Canónicamente. 

Es la imagen de la Virgen de Gracia desde 1983, Patrona del gremio de Administradores de Loterías.

Hermandad de San Roque.


Curiosidades cofradieras. La reja de la Hermandad de la Bofetá.


Curiosidades.

Tiene la Capilla de la Hermandad de la Bofetá una reja realizada en 1724, por el maestro cerrajero Juan José de Garfias.

 En la parte superior de la reja se aprecian dos pinturas que representan a los titulares de la Cofradía del Gran Poder, por haber estado está en dicha Capilla.

Curiosidades cifradieras. Crucificado de la Bofetá.


Curiosidades.

Tiene la Hermandad de la Bofetá en su Casa de Hermandad un curiosísimo Crucificado de Castillo Lastrucci con el cuerpo del Cachorro y la cara de Jesús ante Anás.

Curiosidades cifradieras. Apóstoles de Santa Cruz .


Curiosidades.

Lleva el paso del Cristo de las Misericordias doce apóstoles que Barbero gubió inspirándose en el conjunto de la puerta de la Concepción, emplazada en el patio de la Catedral de Sevilla. Una gran obra que van colocadas en grupo de tres en las esquinas del paso.

Foto de Enrique Ayllón.

Curiosidades cofradías. La trabajadera rota de la Sed.


Curiosidades.

En el año de 1987, se partió una de las trabajaderas que poseía el paso antiguo de la Hermandad de la Sed. Carpinteros y priostes fueron arreglandola cada vez que el paso paraba, siendo llevado por 25 costaleros en vez de 30 hasta Santa Catalina, donde fue arreglada y pudieron seguir su Estación de Penitencia.

Curiosidades cofradías. Advocación de la Sed.


Curiosidades.

No es la Hermandad de la Sed de Nervión la primera en tener esta advocación en Sevilla, pues desde antaño en la Iglesia de San Juan de la Palma existió una cofradía que se tituló de la Sed de Cristo y Nuestra Señora de las Maravillas.

El llamador la Sed.


El llamador de la Sed es obra de Manuel de los Ríos, y representa a un costalero en el momento justo que va a realizar una levanta.

Curiosidades cifradieras. La saeta.


Curiosidades.

No siempre se cantaron saetas con la voz del propio saetero. 

Hubo un tiempo que la Hermandad de la Sed a su llegada al templo un vecino del barrio el que su voz no daba para nada, se subía al techo de una cabina telefónica interpretando la saeta con una flauta,  reinando un silencio a su alrededor como solo Sevilla sabe hacerlo. Hoy sería un escándalo, pero lo que verdaderamente importa de la saeta es hacerla con el corazón y no como algunos, para lucrarse de un cante hecho oración.