jueves, 28 de enero de 2016

Llanto.


Nunca un llanto fue tan hermoso como el de Tu rostro Virgen del Valle. Pues hasta sufriendo y llorando, no hay quien supere Tu hermosura.

La grandeza de las Hermandades.


La grandeza de las Hermandades no esta en el lujo, sino en los detalles.

Feliz Domingo de Ramos.


Y dijo el bohemio: Para que se adelanten otros yo: Feliz Domingo de Ramos aliñado o desaliñado para todos.

Periodistas.


Hay periodistas sin título mucho más preparados que otros con títulos, que para lo único que sirven es menear la MIERDA.

Coronaremos.

Y dijo el bohemio: Cualquier día coronaremos hasta a la mujer de un Hermano Mayor.

Dolor frágil.


Dolor frágil, el que me conmueve al ver a mi Virgen de los Dolores. Un dolor que trasmite dulzura a través de la mirada más hermosa de su Hijo el Señor de las Penas, un dolor para entenderlo y no explicarlo, el de mi Virgen de los Dolores.

Este es el Rey.


Este es Rey en el que el bohemio cree. Mi sangre, mi todo.

Dormir.


Y fijo el bohemio: Me gusta vivir y dormir poco. Pues tiempo tendré de dormir.

Baratillo.


Baratillo, Muerte de Cristo en los brazos de su Madre. Hermandad torera, que recibe todos los Miércoles Santo a su Cristo con la cornada más letal que la humanidad le dio.

Amargura.


No es el dolor, no es su rostro, no es su llanto, es su dulce Amargura lo que a Ella me lleva para postrarme a sus pies.

Almas.


Almas, las que se quedan junto a Tu Cruz todos los Martes Santo sin querer abandonarte.