domingo, 12 de julio de 2015

Escándalos.


Decía Jesucristo, <<es necesario que se produzcan escándalos cuando es por el bien de todos>>. Será por eso que me encantan.

El que juzga.


Ni es menos persona el que juzga que el que siempre y exclusivamente aplaude. Pues el segundo es más un imbécil que otra cosa.

Como la vida misma. Amigo.


El verdadero amigo no es el que te enjuga las lágrimas sino el que impide que las derrame.

Todo el mundo escribe.


Todo el mundo escribe libros, pero como una mierda, tal como suena y así de claro.

Dios.


Muchos no creen en Dios, simplemente negocian en su nombre para su propio beneficio.

Como la vida misma. El silencio.


El silencio es oro, pero hay silencios que matan, por eso mismo no hay que silenciarlos.

Como la vida misma. Gobernar.


Gobernar es tranquilizar a los buenos ciudadanos , no a los hijos de putas.