sábado, 8 de septiembre de 2018

El Nazareno de Huelva e Sebastián Santos Rojas.



La magnífica imagen y a la vez bastante desconocida para muchos del Nazareno de Huelva es toda una obra maestra, la cual realizó el gran imaginero de Higuera de la Sierra Sebastián Santos Rojas en 1950 y se bendijo el 31 de Noviembre de dicho año. Esta imagen se le encargó a Sebastián para sustituir a la anterior realizada por Ramón Chaveli, que desapareció en un incendio fortuito el 19 de Abril.

Está la portentosa imagen del Nazareno realizada en madera de ciprés, considerada por expertos como una de las más importantes del artista de Higuera de la Sierra. Una imagen que nos recuerda a las grandes del siglo XVII, sólo hay que observar su cabeza para darnos cuenta de la maestría con la que realizó Sebastián Santos este Nazareno.

Es el rostro del Nazareno de correctas proporciones, de nariz aguileña y unos ojos expresivos que invitan a rezarle. Destacando como en otras imágenes del artista sus manos, de un delicado trabajo que nos lleva a lo mejor del siglo de Oro.

La Virgen de los Dolores de Sebastián Santos Rojas de la Palma del Condado.


Es la Virgen de los Dolores de la segunda Dolorosa que el imaginero Sebastián Santos Rojas realizaría en 1936, imagen que talló en Valverde del Camino de 1,55 m. de altura. Magnífica imagen que sustituye a la anterior pérdida en los sucesos de 1936.


La Virgen fue encargada a nuestro artista por Doña Pilar Rodríguez de Domínguez Rivera, la cual presenta un bello rostro lleno de dolor y una mirada baja hacia la izquierda. Siendo sus ojos marrones con cinco lágrimas, boca entreabierta, entrecejo hundido y un conseguido hoyito en la barba.

La Virgen del Socorro de Sebastián Santos Rojas de La Palma del Condado.

La Virgen antigua del Socorro de la Palma del Condado se perdió en los sucesos de 1936, por lo que la Hermandad decidió de encargar al grandísimo imaginero Sebastián Santos Rojas una nueva pero que recordara en su rostro a la anterior. Por la que se pagó 1.500 pesetas el 25 de Octubre del año antes citado.


Tiene la curiosidad esta Virgen del Socorro,  que fue la primera Dolorosa que el imaginero de Higuera de la Sierra realizó en su primera etapa. Su bello rostro está girado hacia la derecha, el que presenta una dulce expresión de dolor con el entrecejo hundido.