lunes, 19 de octubre de 2015

El Paso de la Borriquita.


Las andas de la Borriquita son de estilo barroco, talladas por Francisco Posadas, las cuales lleva cartelas que representan: la tempestad calmada, Profecía de Simeón, Jesús entre los Doctores, Nacimiento, Adoración de los Reyes, Sagrada Familia, Huida a Egipto y Lavatorio.

El Paso va iluminado por candelabros de guardabrisas con respiraderos del mismo estilo de 1945. Representando su llamador el cuerno de la abundancia con frutos y sobre este un querubín, obra del reconocido orfebre Manuel Seco Velasco en 1945.

Es el Misterio el más esperado de la Semana Santa de Sevilla por los niños y no tan niños, dejando en su transcurrir bellas estampas de esos niños que salen acompañados por sus padres todos los Domingo de Ramos.

El Escudo de la Hermandad del Amor.


Se compone el Escudo de la Hermandad del Amor con la Cruz de San Juan o de Malta, cargada de la Cruz de Santiago y está del escudo de armas de Castilla, León y Granada con tres flores de lis.

Al Escudo lo orla el collar de Toisón de Oro con corona real y tiara pontificia con llaves, una de oro y otra de plata. Encontrándose en la parte inferior del Escudo una Palma y una rama de olivo, con dos divisas a los lados de la tiara que dicen: "Primitiva Archicofradía Pontificia" a la derecha y a la izquierda "Real Hermandad de Nazarenos".

Escudo de la Hermandad del Amor.

El Palio de la Amargura de Sevilla.



La bellísima e insuperable Virgen de la Amargura, primera imagen de la Semana Santa que fue coronada canónicamente va acompañada por San Juan, la imagen más conseguida y sublime de todas las Cofradías sevillanas que acompañan a la Virgen. Un conjunto, que es el deleite de toda Sevilla todos los Domingo de Ramos, siendo muy recomendada ver a esta Cofradía por cualquier sitio.

El magnífico Palio de la Virgen de la Amargura es de estilo barroco, con unos elegantísimos respiraderos con ornamentación variada, juego de varales llevando el apostolado y las virtudes en los cañones y juego de jarras del gran orfebre Cayetano González.

También es de destacar los Ángeles orantes ceroferarios de 1951, candelería de 1940, de Manuel Seco Velasco y los candelabros de cola con 12 luces cada uno, en cuyos basamentos figuran tres querubines de 1943, unas jarritas pequeñas de Francisco Bautista Lozano en 1944, la peana que lleva cartelas con las escenas: Coronación de la Virgen,  la Asunción y el Nacimiento de 1977. Palio que lleva en su delantera a Nuestra Señora de los Reyes en plata de 1945, realizada por el gran orfebre Cayetano González y un ostensorio en la peana en plata con la reliquia de Santa Ángela de la Cruz de 1980, junto al llamador con una cabeza de águila de 1978 de Antonio Cruz huertas y Manuel Frías.

Y antes de terminar, mencionar los fantásticos bordados de este rico Palio de la Amargura, los que fueron ejecutados por el genial Juan Manuel Rodríguez Ojeda. El Palio es de terciopelo carmesí y oro con bambalinas de línea de figura y flecos de bellota, con riquísimo manto y Gloria, que representa la Inmaculada en orfebrería y policromada de Manuel Seco Imberg en 1926, con unos preciosos faldones con imagineria en seda representando el Bautismo de Jesús, la Anunciación y la  Trinidad. Un Palio que está considerado por muchos como uno de los más ricos de la Semana Santa andaluza.