sábado, 13 de abril de 2019

Hermandades nuevas.


De algunas Hermandades nuevas sus grupos de misterio parecen un Belén de los chinos.

El retablo de San José de la Iglesia de San Lorenzo.



Este retablo se encuentra en la sevillana Iglesia de San Lorenzo, obra de Jacinto Pimentel en el siglo XVII. Siendo su titular obra atribuida al afamado imaginero Cristóbal Ramos.

Las calles del retablo tienen relieves de la vida de San José, encontrándose en el ático un relieve en madera de El Descendomiento. Esta Iglesia una vez más desde aquí recomendamos su visita, no se arrepentirán.

La Inmaculada de Pimentel de la Iglesia de San Lorenzo.



Esta bellísima Inmaculada Concepción se encuentra en la Iglesia de San Lorenzo de Sevilla, obra de Jacinto Pimentel en 1630.

Se yergue la Virgen sobre escabel selénico con dos querubines. Diregue la mirada al frente, y une sus manos en el pecho, de rostro juvenil y bellas facciones.

La Virgen del Valle de Gloria del Santuario de los Gitanos.

Foto todocoleccion.


En el Santuario de la Hermandad de los Gitanos podemos ver esta imagen de la Virgen del Valle, talla antigua a la que el imaginero Juan de Astorga a principios del siglo XIX renovó completamente su aspecto.

Le hizo Astorga una mascarilla de papelón cubierta de estopa, y le introdujo un documento con todos los detalles del contrato. Es el Niño Jesús que sostiene la Virgen en su brazo izquierdo obra posterior de estilo barroco.

La Virgen del Carmen de la Iglesia de Triana.


Foto ABC.


Fue en 1595, cuando se constituyó una Hermandad del Carmen en el antiguo Convento de los Remedios, que estuvo habitado por Carmelitas Descalzos.

La imagen de Nuestra Señora del Carmen del Convento antes citado reside actualmente en la Real Parroquia de Santa Ana. Llegó esta imagen a la Iglesia de Santa Ana en 1868, siendo sus actuales Reglas aprobadas el 24 de Enero de 2018.

La Inmaculada de la Iglesia de San Benito de Buizan



Esta Inmaculada Concepción se encuentra en la Iglesia de San Benito, obra realizada por el imaginero de Carmona Francisco Buiza.

De talla completa es la imagen de la Inmaculada como podemos ver en la foto, de 1,50 metros de altura y realizada en madera policromada y estofada en Pino de Flandes.

La Virgen de los Dolores de la Iglesia de Santiago.



Esta maravillosa Virgen de los Dolores se encuentra en la sevillana Iglesia de Santiago, obra anónima del siglo XVII, y se muestra en un retablo del siglo XVII. Imagen propiedad del Arzobispado.

La imagen es de madera policromada, y se muestra de rodillas, con los dedos entrecruzados. Su expresión nos muestra a una imagen con los labios entreabiertos, cejas en arco y ojos hundidos. El bello manto que la recubre es de color azul cobalto, el que recoge con su brazo derecho dando la sensación de un gran movimiento. Lo que hace de esta imagen que sea una de las grandes Dolorosas de Sevilla.

Nuestra Señora de los Siete Dolores del Santo Ángel.



Esta Dolorosa de los Siete Dolores la podemos ver en la Iglesia del Santo Ángel de Sevilla, primera obra que realizó el cordobés Francisco Romero Zafra para Sevilla. Imagen que realizó siguiendo el modelo de la escuela barroca española de las Dolorosas de medio cuerpo, la cual se asienta en una bella peana dorada y policromada imitando al carey, siendo el dorado de Rafael Barón.

La Virgen de los Siete Dolores estrenó en 2006 una diadema y un corazón en plata de ley por el orfebre Emilio León, de estilo rocalla. Dicen que esta imagen destaca por su realismo, pero a mi particularmente y aunque tenga bastantes devotos no me trasmite lo que otras Dolorosas al verla, por eso el libro de los gusto esta en blanco.