domingo, 6 de julio de 2014

Un día cono hoy.Manolo Caracol.


Un día como hoy 7 de Julio de 1909, nace en Sevilla el saetero don Manuel Ortega Juárez, conocido como Manolo Caracol.

Un día como hoy.Isabel II.


Un día como hoy 7 de Julio de 1857, el Hermano Mayor de Pasión hace petición a la reina Isabel II, para realizar su Estación de Penitencia el Jueves Santo por la noche.

El Convento de la Encarnación.


Este convento se fundó en 1591, siento su primera abadesa y cofundadora doña Beatriz de Vallejo. Su primitivo emplazamiento fue en el barrio de San Pedro, trasladándose posteriormente a su actual domicilio en la plaza de Santa Marta, junto a la Catedral, causando el cambio de lugar a que 1811, el Gobierno expuso a las monjas para construir el  Mercado de Abastos, eso que visitan los guiris cuando vienen de viaje.

Tras la adquisición del convento de unas casas contiguas y la sección por parte del Cabildo de la Capilla del antiguo hospital de Santa Marta fundado en 1385 por el arcediano de Ecija Fernán Martínez, se construyó el actual convento que según muchos historiadores esta donde estuvo la Mezquita de los Osos. Hay que citar su retablo mayor del siglo XIX con importantes obras de Francisco Dionisio de Rivas, como la Anunciación que se encuentra en el retablo. Un convento que tiene una espadaña que es de las más bellas de Andalucía.

Cuentan de las monjas de este convento de la Encarnación que en 1710, y debido a las penurias económicas que atravesaba el mismo y  que la autoridad eclesiástica no atendía ni ayudaba a las monjas, estas decidieron hacer una manifestación al Palacio Arzobispal, para presionar al Arzobispo que les concediese medios económicos con lo que poder paliar sus dificultades. La manifestación se llevó a efecto a las cinco de la madrugada e iba presidida por una Cruz, recibiéndolas el Arzobispo y ayuándolas. Pero como castigo les retiró el voto comunitario. En este país aunque no se lo crean, se ha manifestado hasta Dios seguro y no lo hemos visto.

Nuevo Helado.


Tal como está el verano, más loco que una piara de cabras viendo una procesión, alguna empresa podría sacar como Frigo el Frigo-Nublado.
Cobro por la patente.

En la playa.


Esta la cosa tan mal, tan mal, tan mal, que la gente no se va de la playa ni con un tsunami.

El Convento de Santa Inés.


Convento fundado por doña María Fernández coronel en 1374, bajo las reglas de las Clarisas, por la licencia otorgada del arzobispo de Sevilla Fernando de Albornoz y una bula concedida por el Papa Gregorio IX, en el año de 1365. Haciéndose esta fundación en tiempos del rey Enrique de Trastámara, hermanastro y asesino del rey Pedro I el Justiciero, que cuando accedió al trono le devolvió a doña María el patrimonio que le había incautado Pedro I.

Posee el convento bastantes obras de artes como su retablo mayor, obra de Fernando de Medinilla, un San Blas del cordobés Juan de Mesa y una imagen de la titular del convento, Santa Inés, obra realizada por Francisco de Ocampo. Está enterrada en dicho convento su fundadora y priora doña María Fernández coronel, que murió en 1411, a la edad de 73 años, edad muy avanzada para aquella época. El cuerpo estuvo enterrado hasta 1679 en su sepulcro junto a su marido Juan De la Cerda y una hija pequeña, hasta que las monjas decidieron trasladarlo a otro sitio descubriendo para asombro de todas que el mismo cuerpo estaba incorrupto, quedando solo las cenizas de su marido e hija. 

Cuenta una leyenda, que en un arca existente en la iglesia del convento se guarda la cabeza de una de las once mil vírgenes de Colonia. Dice la misma leyenda, que si se rezan once mil padrenuestros, las vírgenes avisan del día de la muerte tocando suavemente una campanilla. Que ustedes lo crean o no nada importa, lo que sí importa es que dicen que más de una monja que profesó en el convento dio testimonio de que la misma se cumplió varias veces. Como casi siempre, no hay conventos de clausura donde no habite el misterio.


El Convento de San Clemente.


Este convento de San Clemente se fundó como agradecimiento del rey Fernando III, el Santo por la conquista de Sevilla el 23 de noviembre de 1248, al que se le puso este nombre por celebrarse ese día la festividad de San Clemente, siendo uno de los monasterios más insigne y queridos de Sevilla, el cual recibió muchos privilegios de reyes y personas principales que le permitieron muchas riquezas y formaron gran patrimonio en fincas rústicas y urbanas. Pudiéndose decir que fue una de las instituciones más ricas de la Sevilla del siglo XVI. 

En 1811, se desalojó a las monjas a consecuencias de la invasión napoleónica, destruyéndose parte del mismo convento y salvándose
la Iglesia, que se utilizó como cuadra y almacén, volviendo las monjas el día 7 de Octubre de 1812 con gran alegría por parte del pueblo de Sevilla y sus vecinos de las calles colindantes. Está enterrada en el convento de San Clemente doña  María de Portugal, esposa del rey Alfonso XI y madre de Pedro I el Justiciero, del que dice la leyenda que para que se le reconociera cómo legitima esposa a ella y no a Leonor de Guzmán, amante de su marido, ordenó que sobre su tumba se pusiera un brocado rojo y la corona real, encontrándose también enterradas las Infantas doña Berenguela, hija del rey Alfonso X el sabio, doña Beatriz y doña Leonor, hijas del rey Enrique II. 

Destaca en este convento desde el punto de vista artístico la Iglesia y su gran retablo mayor, obra del conocido escultor y retablista cordobés Felipe de Rivas y sus pinturas de Valdés Leal, las que representan escenas de la vida de San Clemente, titular del convento y la entrada de San Fernando a Sevilla, siendo este convento declarado monumento artístico en 1969.


El Buen Ladrón.

Como la vida misma.

Se podría proponer para los Bancos y Empresarios ladrones al Buen Ladrón como Patrón de los mismos.