martes, 29 de noviembre de 2016

Curiosidades cofradieras. Palios con crestería.


Hay grandes palios de nuestra Semana Santa que llevan crestería, una pieza de orfebrería que imprime un carácter peculiar a estos y que va por todo el contorno del palio cediendo en altura el techo del mismo. 

Son varias las Hermandades 
que llevan crestería, como la insuperable del palio de Nuestra Señora de la Concepción del Silencio, obra magistral de Cayetano González inspirada en la Catedral de San Marcos de Venecia, la elegante crestería del palio de la Virgen de los Dolores de la Hermandad de las Penas San Vicente, la del palio de la Virgen de los Estudiantes, la del palio de la Virgen de los Dolores de Santa Cruz, la del palio de la Virgen de Monserrat y la del palio de la joven Hermandad del Sol.

Hermandad del Silencio.


Hermandad de las Penas de San Vicente.


Hermandad de los Estudiantes.


Hermandad de Santa Cruz.


Hermandad de Montserrat.


Hermandad del Sol.

Nuestra Señora del Alcázar.


Nuestra Señora del Alcázar.

Una vez más nos repetimos y volvemos a decir, que Sevilla es tan grande que es casi imposible por no decir imposible conocer todas las joyas que tiene. Por ejemplo Nuestra Señora del Alcázar de la Parroquia de San Lorenzo, una virgen tan desconocida para muchos que ni les sonará, imagen que representa a la Virgen con el Niño en el brazo izquierdo y está realizada en terracota del siglo XV.

De  esta maravillosa imagen se sabe que estaba ya en el siglo XIX en San Lorenzo, la que llevó Joaquín Romero Murube a mediados del siglo XX al Alcázar sevillano, permaneciendo unos años hasta que la Iglesia la reclamó. Pero antes de volver a su lugar, la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla realizó un vaciado de la Imagen, y fue puesta en la hornacina que hay tras la puerta famosa del León de los Reales Alcázares, y como en Sevilla hay tanta guasa cuando se quiere, pues decían que la que volvió a San Lorenzo era la copia y no la original, cosa incierta porque la del Alcázar está realizada con otro material que no es el barro.

La Virgen con el Niño recuerda a muchos amantes de la historia, que por los rasgos pudiera ser de Lorenzo Mercadante de Bretaña. Aunque más bien puede ser de algún seguidor al ver la cabeza del Niño que los pelos no son rizados y el que Mercadante los hacia con su pelo rizado y algo más grande, lo que no quita que está imagen sea toda una joya de ese cofre gigante que es Sevilla.

Primera foto la Virgen original y la segunda la del Alcázar sevillano.


Consejos de estúpidas.


Que de estúpidas dando Consejos cuando lo único que mejor hacen es sacar sus trapos sucios o calentar, la especialidad de muchas.

Los dos ángeles geles pansionista de la Hermandad de San Isidoro.


Estas dos maravillosas imágenes de ángeles pasionista son obras del imaginero Francisco Ruiz Gijón, los que la Hermandad de San Isidoro tenían como perdidos y aparecieron en el altar de cultos que dicha corporación tiene en su Iglesia en unas obras que realizaron en sus retablos.

La autoría de estos ángeles al imaginero utrerano Ruiz Gijón ha sido confirmada por grandes historiadores especializados en la figura del artista. Si nos fijamos bien en ellos, tienen bastante parecido a los del misterio del Gran Poder y el de la Bofetá. Pues hay que tener en cuenta, que la Hermandad de San Isidoro le encargó al utrerano en 1688 la imagen del Cirineo y el antiguo paso que se perdió menos el Cirineo, por lo que se cree que estas dos joyas como son los ángeles sean segura del artista.

El Señor de los Gitanos en 1895.


Parece ser, que nos encontramos ante la fotografía más antigua que se sepa del Señor de los Gitanos en su paso, la que pertenece a la gran colección realizada de Ramón Almela hacia 1895, y que vemos al Señor en el paso en el interior de la Iglesia de San Román situado ante un retablo tapado por una tela.

 Dicho paso tiene unas línea recta bastante sencilla, alterando el blanco de algunas zonas pintadas como el dorado y unos candelabros bastante llamativos. Esta Hermandad ha ido evolucionando como casi todas con el tiempo, ese que ha hecho posible con sus hermanos que la Hermandad  haya llegado hasta hoy con su gran patrimonio para deleitar a toda Sevilla en su Madrugá.

La túnica de los bordados de Estambul del Señor de los Gitanos.


Si bonita es la túnica del Señor de los Gitanos, aún lo es más y a la vez curiosa su historia. Esta túnica la lució el Señor de la Salud  el día 7 de Abril de 2003, la que el taller de Fernández Enríquez traspasó los bordados a una túnica adaptada a la hechura del Señor de una prenda que un hermano de la corporación adquirió en su viaje a Estambul (Turquía), el que paseando la vio en una tienda y quedó prendado de ella, consiguiéndola a un buen precio.

La  prenda es muy original por la gran distribución de sus bordados, la que le da un carácter único y especial al Nazareno Gitano.

Foto de RAFAES.