domingo, 11 de diciembre de 2016

Niñatos en las Cofradías.


Cuando se habla de niñatos en las Cofradías hay que dejar claro, que esta mayoría ya son muy adulto y con pelos en los huevos. No siempre hay que señalar a la juventud, que ya bastante tiene la pobre.

El Cristo Yacente de Sebastián Santos de Jódar.


El Cristo Yacente de Sebastián Santos de Jódar.

Este magnífico Cristo Yacente se encuentra en Jódar (Jaén), una más que interesantísima imagen del imaginero de Higuera de la Sierra (Huelva), que nos demuestra que no sólo como se cree hacía Vírgenes. Pues aquí vemos una vez más, una obra donde se aprecia los rasgos propios de la rigidez cadavérica, algo muy difícil de conseguir en este arte de la imaginería y que Sebastián Santo lo consiguió en este sublime Yacente, el que nos recuerda por su cabeza al Señor de la Sagrada Cena de Sevilla.

La imagen del Cristo Yacente de Jódar costó 150.000 pesetas, y mide 1,85 metros, tallado en pino de Flandes y del que cuentan, que Sebastián Santo tomó apuntes en el Depósito de Cadáveres para realizarlo a la mayor perfección. Toda una joya de la imaginería, la cual tranquilamente se puede considerar una de las más importantes del siglo XX.

Cristo Yacente de Jódar (Jaén).


El Cristo de Lepanto en el paso del Cristo de la Buena Muerte de la Hermandad de los Estudiantes.


El Cristo de Lepanto en el paso del Cristo de la Buena Muerte de la Hermandad de los Estudiantes.

El 7 de Octubre de 1947 se conmemoró en Madrid una procesión con el Cristo de Lepanto, como también por el IV Centenario del grandísimo escritor Miguel de Cervantes. La procesión se conoció como lepantina por dirigir súplicas Don Juan de Austria al Cristo de Lepanto, una talla del siglo XVI y una de las más conocidas de Barcelona, encontrándose en la Iglesia Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia, contando la leyenda, que en la galera durante la Batalla de Lepanto llevaba al Cristo Juan de Austria, quien lo donó a la Catedral de Barcelona tras su victoria.

En la procesión que realizó por las calles de Madrid  el Cristo de Lepanto, lo hizo en el paso cedido por la Hermandad sevillana de los Estudiantes, que llevo costaleros de Sevilla a Madrid para procesionar el paso bajo las órdenes del capataz Rafael Franco Rojas. Procesión que realizó  a las seis de la tarde y una vez más Sevilla, participó haciendo historia en el mundo de las Cofradías con el sobrio paso del Crucificado de Juan de Mesa.

El azulejo de la Virgen del Amparo.


Este maravilloso azulejo se encuentra en la fachada de la Parroquia de la Magdalena de Sevilla, de 150 x 120 CM de la fábrica trianera de Montalbán, el que está inspirado en un bello grabado de José Gabriel de Jesús Díaz de 1754. 

Dicho azulejo fue donado por el coleccionista de arte don Mariano Bellver Utrera y su esposa, ambos hermanos honorario de la Cofradía.

Munkácsy y el misterio de la Sentencia.


Munkácsy y el misterio de la Sentencia.

La pintura como los grabados han sido siempre todo un referente en el arte de la imaginería. Pues ya hemos visto algunos grupos inspirados en alguna pintura como el de la Hermandad de San Benito de Antonio Castillo Lastrucci, el que se inspira en la obra de Antonio Ciseri, Jesús ante Pilatos.

El misterio conocido popularmente por la Barbería, que acompañó al Señor de la Sentencia podría haber estado inspirado en el Cristo delante de Pilatos de Mikály Munkácsy de 1881, el que se encuentra en el Museo de Déri de la ciudad húngara de Debrecen. Nada más hay que ver como en el misterio sevillano aparecen sus figuras sentadas en hileras a uno y otro lado como en la pintura de Munkácsy para darse cuenta del gran parecido. 

Dicho grupo fue sustituido menos el Señor en 1929 por la actuales figuras de Castillo Lastrucci, encontrándose hoy el  grupo de la Barbería en Jerez de la Frontera en la Casa de  Hermandad de la Yedra.

Grupo conocido como la Barbería.


Cristo delante de Pilatos de Munkácsy.