martes, 3 de enero de 2017

Vivimos en un país.


Vivimos en un país donde a los estúpidos y zorronas le dan más el sitio que a alguien formal. No me extraña nada que vivamos en una sociedad de sinvergüenzas.

Decirle a un niño.


Decirle a un niño en la Cabalgata de Reyes; ya está aquí la primera Cruz de Guía es de imbécil y no respetar su ilusión.